EVTV
EE.UU

Miami-Dade aprobó ley que protege los derechos de los inquilinos

Miami

La alcaldesa del condado de Miami-Dade, Daniella Levine Cava, firmó la nueva ley que protege los derechos de quienes alquilan viviendas.

La nueva norma, única en Florida, que lleva por nombre Tenant’s Bill of Rights, o declaración de derechos de los inquilinos, fue aprobada por unanimidad por la Junta de Comisionados y entra en vigor el sábado 14 de mayo.

La nueva ley no reduce los alquileres ni evita los aumentos, pero sí provee un mínimo de protección a quienes vivan en viviendas arrendadas.

Básicamente garantiza derechos de los inquilinos sobre ciertas situaciones, como atención y pago de reparaciones por parte del propietario o arrendador del inmueble, así como acceso a recursos y documentos que explican derechos y la creación de una oficina que atiende quejas y gestiona soluciones.

La ley de Florida prohíbe regular los alquileres. Tampoco hay una norma que mencione derechos de inquilinos, pero sí está estipulado que no se puede cortar la electricidad o el agua por falta de pago del alquiler de viviendas.

“Nos enfrentamos a una crisis urgente de asequibilidad y firmo esta legislación en un momento crítico para nuestra comunidad”, señaló la alcaldesa.

¿Cómo es la nueva ley?
  • Se puede retener el alquiler para pagar reparaciones. La nueva ley en Miami-Dade permite que el inquilino deduzca los costos de las reparaciones del pago mensual de alquiler, después de siete días de plazo sin realizar la reparación.
  • Prohíbe que los propietarios pregunten sobre desalojos anteriores en las solicitudes de alquiler. No obstante, estos pueden investigar por otra vía, como son los archivos públicos de la corte de Miami-Dade.
  • Establecimiento de una oficina, así como una línea telefónica, que próximamente se darán a conocer, para atender quejas y procurar soluciones.
  • Requiere que los propietarios notifiquen a los inquilinos si el inmueble pasa a un nuevo dueño.
  • Proteger a los inquilinos de represalias si buscan ayuda del Gobierno condal.

A esta serie de medidas se suma la norma adoptada anteriormente, sobre obligación de informar a inquilinos con 60 días de anticipación cualquier aumento de alquiler a partir de 5%.

Con información de Diario Las Américas.