EVTV
Deportes

Molestia en Brasil por el precio de las entradas para la final de la Copa Libertadores

Los hinchas del Palmeiras y Flamengo están molestos con los precios de las entradas para la final de la Copa Libertadores-2021, que sus equipos disputarán el 27 de noviembre en el estadio Centenario de Montevideo.

«Es inadmisible que un torneo de América del Sur, con países de bajo poder adquisitivo, países del tercer mundo, donde el hambre impera, tenga ese costo para el hincha», cuestionó la Mancha Verde de Sao Paulo en su cuenta en Instagram.

La principal barra del Palmeiras consideró los precios de las entradas «una barrera» para acompañar al campeón vigente del torneo en la capital uruguaya en la final brasileña contra el Fla.

La Confederación Sudamericana de Fútbol (Conmebol), que organiza el evento, divulgó el lunes los precios de los billetes, que oscilan entre 200 y 650 dólares.

Con la depreciación del real brasileño frente al dólar, el tiquete más barato equivale al salario mínimo mensual de Brasil.

«En un paso más hacia la exclusión permanente de los aficionados de las canchas suramericanas, la entidad estipula precios que van más allá de los establecidos en el mundo, incluso en la principal competencia europea [la Champions League]», afirmó por su parte la Raça Rubro-negra, mayor hinchada organizada del once de Río de Janeiro, en Twitter.

Las barras de Palmeiras y Flamengo, dos de los clubes más populares de Brasil, aseguraron que a los ingresos se debe sumar el costo del traslado y hospedaje.

El precio de las entradas también fue criticado por el mediocampista del «Verdão» Dudu.

«El ingreso está muy caro, tiene que ser más barato», escribió el jugador de 29 años de edad el martes, en respuesta a un mensaje de la Conmebol en Instagram en el que anunciaba la venta de los boletos.

Hoteles desbordados

Los hoteles de Montevideo están desbordados de reservas para los fines de semana en que se jugarán las finales de la Sudamericana (Athletico Paranaense vs Bragantino) y la Libertadores, que por primera vez enfrentarán a cuatro equipos de un mismo país.

El presidente de la Asociación de Hoteles y Restaurantes del Uruguay (AHRU), Francisco Rodríguez, dijo el viernes a la AFP que los hoteles formales «están completos» para el fin de semana del juego de la Libertadores, que se realizará una semana después que el de la Suramericana.

Los hoteles de Montevideo suelen tener alrededor de 12.000 camas disponibles, pero por la pandemia ese número se redujo a la mitad.

La Conmebol habilitó la venta de 20.000 entradas para cada final. Hasta el momento, las autoridades uruguayas autorizaron un aforo del 50% de la capacidad del Centenario, de 60.200 espectadores.

Uruguay abrirá sus fronteras el 1 de noviembre para los extranjeros que hayan recibido el esquema completo de dos dosis de la vacuna anticovid.

Con información de AFP