EVTV
EE.UU

Pelosi se niega a respaldar la exención del impuesto a la gasolina propuesta por Biden

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, informó que los líderes demócratas medirán el apoyo del partido a la exención del impuesto a la gasolina propuesta por el presidente Biden, pero no respaldaron la idea.

“Veremos dónde se encuentra el consenso sobre el camino a seguir para la propuesta del presidente en la Cámara y el Senado, sobre la base de los proyectos de ley sólidos para reducir los precios en las gasolineras ya aprobados por los demócratas de la Cámara, incluida la Ley de prevención de aumento de precios de combustible para el consumidor y la Ley de Costos de Alimentos y Combustibles”, afirmó Pelosi en un comunicado.

La declaración representa una respuesta tibia de un líder demócrata que suele ser efusivo al elogiar la agenda del presidente, económica y de otro tipo. Y refleja las preocupaciones de varios demócratas en el Capitolio de que la suspensión del impuesto federal a la gasolina simplemente no representará un ahorro significativo en el surtidor.

“El desafío sobre el impuesto a la gasolina es: ¿los ahorros realmente fluirán hacia el consumidor? ¿O se lo van a embolsar las petroleras?”, se cuestionó el representante Richard Neal, presidente del Comité de Medios y Arbitrios de la Cámara. “Esas son preguntas legítimas”, dijo.

Las referencias legislativas de Pelosi se referían a un par de proyectos de ley diseñados para reducir los precios de la gasolina, uno al frenar el aumento de precios y el otro al promover los biocombustibles de cosecha propia. Ambos han pasado por la Cámara en las últimas semanas, aunque tienen pocas posibilidades de pasar por el Senado.

Los líderes demócratas habían perseguido esas propuestas en lugar de una exención del impuesto a la gasolina, que Pelosi rechazó rotundamente en marzo. En ese momento, ella dijo que simplemente no había garantía de que los ahorros se transfirieran a los consumidores.

Al promover una exención del impuesto a la gasolina, Biden aseguró que ayudaría a las familias con dificultades durante la ajetreada temporada de viajes de verano.

El jefe de Estado no solo instó al Congreso a suspender el impuesto federal, sino que también pidió a los estados que suspendieran sus propios impuestos al combustible, que promedian 26 centavos por galón, según el Instituto Americano del Petróleo.

Anticipándose al retroceso, Biden presionó a las compañías petroleras de la nación para que transfirieran los ahorros a los conductores. “No hay tiempo ahora para la especulación”, sentenció.

Con información de The Hill.