EVTV
Deportes

Neymar amenaza con amargarle la Copa América a su amigo Messi

Neymar suele decir que si está bien de cuerpo y mente, las cosas en el campo fluyen. El astro de Brasil debe estar diez puntos, como el número de su camisa, porque inauguró la Copa América-2021 con gol y asistencia, toda una muestra de poder ante su amigo Lionel Messi.

El ’10’ de la Canarinha alumbró a Brasil en la inauguración del torneo sudamericano, con victoria 3-0 el domingo ante una disminuida Venezuela en Brasilia, minutos antes de que otro ’10’, el de Argentina, su excompañero de redes en el Barcelona (2013-17), asegurara que será una piedra en el zapato en la carrera de los anfitriones para alcanzar el bicampeonato.

Acostumbrado al silencio, las palabras de Messi (“Es el momento de dar el golpe”) deben tomarse con seriedad, casi como una advertencia, porque además de su talento están motivadas por ánimo de revancha luego de haber perdido cuatro finales con la Albiceleste, tres de ellas en el torneo de selecciones más antiguo del mundo (2007, 2015 y 2016).

Sin embargo, la Copa América también ha sido esquiva para Neymar, ausente por lesión en la de 2019, que Brasil ganó en casa. Y ni la amistad con Messi, fortalecida con el tridente que armaron con el uruguayo Luis Suárez en el Barça, será obstáculo para sus planes de obtener la décima Copa para Brasil.

Para esta edición, ‘Ney’ ha consagrado un ‘combo’ ofensivo. Lo que se consideraría una actuación superlativa para cualquier mortal, en el astro del Paris Saint Germain parece haberse normalizado. En cada uno de los últimos tres juegos de la ‘Seleçao’, el atacante anotó un tanto y dio un pase gol.

Ecuador y Paraguay, a principios de junio en el premundial, y Venezuela, en la apertura de la Copa América, pueden dar fe del desquite sudamericano del ’10’ tras una temporada decepcionante en Europa, con apenas nueve goles marcados y una Copa de Francia ganada, muy poco para un club de los quilates del PSG.

“Neymar es un jugador que, aunque muchos lo nieguen, trabaja cada partido, se desfonda, se mueve por todos lados, va a la disputa permanentemente, es espectacular”, dijo el comentarista español Julio Maldonado en su canal digital Mundo Maldini.

 

Asistidor en regla

Estadísticas al margen, a sus 29 años ha sabido liderar futbolísticamente a un Brasil arrollador pero cuestionado por una hinchada que demanda ‘jogo bonito’ ante la falta de brillo de los hombres de Tite.

La ‘verdeamarela’ enlaza ocho victorias en línea, es líder solitaria del clasificatorio sudamericano con puntaje perfecto de 18 puntos en seis juegos y desde hace tiempo luce varios escalones por encima de sus rivales regionales, incluida la Argentina de Messi, que se estrenará ante Chile este lunes en Rio.

Neymar ha aportado cinco goles en el premundial, uno menos que el goleador, el boliviano Marcelo Martins, y está a diez anotaciones de alcanzar a Pelé (77) como máximo anotador de la ‘Canarinha’.

Pero sus influencias trascienden los registros anotadores. Entre clasificatorio y Copa América suma cinco pases de gol en cinco partidos y desequilibra constantemente las defensas contrarias (40 dribles, según el portal estadístico SofaScore).

“Él desarrolló la capacidad de asistir, pie derecho, pie izquierdo. Se convierte en un jugador impredecible”, dijo Tite tras el triunfo contra la Vinotinto, disminuida por más de una docena de bajas por covid y lesiones.

“Cuando logramos activarlo en una zona más adelantada del campo, él queda más protegido, porque allí el adversario tiene temor de hacer una marcación más firme, una falta en una zona importante. Nosotros estructuramos el equipo para que él reciba menos balones, pero de una forma más eficiente para la creación” de oportunidades de gol, agregó.

La Copa América-2021 está servida para que Brasil y Argentina se enfrenten en la final, el 10 de julio en el Maracaná.

Si ambas selecciones pasan como punteros de sus respectivos grupos y avanzan en la competición, Messi tendrá la chance de dar un segundo ‘Maracanazó, 71 años después del propinado por Uruguay en el Mundial de 1950.

Aún resta mucho camino por andar, pero como Messi, Neymar también amenaza, dentro y fuera de la cancha: “Cuando yo estoy bien físicamente y cuando estoy bien de la cabeza, profesor, las cosas fluyen”.

Con información de AFP