EVTV
Actualizados

Nietos e hijos de españoles podrían reclamar nacionalidad

España

Miles de cubanos, venezolanos y otros orígenes aguardan por obtener la nacionalidad de sus abuelos o padres y este jueves 14 de julio, el pleno del Congreso de España pudiera votar el Proyecto de Ley de Memoria Democrática que daría ciertos derechos de nacionalidad española a hijos y nietos de españoles que antes no pudieron obtenerla por diversas razones.

“Si el Congreso español aprueba la propuesta, entonces pasaría al Senado, que podrá introducir enmiendas, vetar el texto por mayoría absoluta o, en el mejor de los casos, ratificar el Proyecto de Ley por mayoría simple”, anticipó el abogado Ariel Fraga, del bufete Fraga Abogados, afincado en Barcelona, España.

Una vez que la propuesta fuese aprobada, sería ratificada por el rey Felipe VI, acorde con la ley vigente, y publicada en el Boletín Oficial del Estado, “entrando en vigor desde este momento”, subrayó.

Si finalmente se aprueba la propuesta de ley, que afronta el cuestionamiento de algunos grupos políticos en el Congreso español, el letrado explicó los pormenores y posibilidades que dictarían.

“El proyecto de ley prevé tres beneficiarios, con requisitos a cumplir”, aclaró.

1-Los nacidos fuera de España (cubanos, venezolanos, etc.) de padre, madre, abuela o abuelo que originariamente fueron o son españoles.

“¿Qué es ser originariamente español?”, preguntó. “Eso significa que, cuando el solicitante nació era al menos hijo, hija, nieto o nieta de un español, aunque haya nacido fuera del territorio español”, explicó.

En este caso sería necesario probar la descendencia y la condición de nacionalidad con la documentación requerida por anunciar.

En caso de que el español haya perdido la nacionalidad española por consecuencias del exilio, por razones políticas, ideológicas o de creencia, será necesario demostrarlo.

2-Hijos e hijas de mujeres españolas que perdieron la nacionalidad por casarse con un hombre de otra nacionalidad, como imponía una ley antigua que fue invalidada en 1965.

Para que los beneficiados puedan ejercer el derecho a solicitar la nacionalidad española, el letrado explicó que “hará falta que el Ministerio de Justicia dicte una instrucción, donde se reglamente todo lo relacionado con el ejercicio del derecho”.

Es aquí donde “pueden venir las dificultades”, señaló el abogado Fraga, que visita Miami cada cierto tiempo para explicar pormenores.

“Sobre todo, y para empezar, el colapso de los consulados españoles, que como no se les dote de medios técnicos y personal será un caos”, apuntó.

Y añadió: “Hay que valorar, y esto también es muy importante, el procedimiento legal por medio del cual se ejecutará, la competencia para resolver, conceder o denegar la nacionalidad, y luego los recursos contra las denegaciones”.

Con información de Diario Las Américas.