EVTV
Venezuela

Dígalo Aquí | Niño venezolano víctima de bullying en Perú tiene derrame cerebral

Jhoangel Jesús Sambrano, un niño venezolano de 11 años, fue víctima de bullying en Lima, Perú, y la brutalidad del ataque de unos «compañeros» de clases le ha dejado una lesión a nivel de la cervical y un derrame cerebral.

Saraí Alvarado, madre de Jhoangel, detalló que fue a buscar a su hijo al colegio, como todas las tardes y desde el primer momento se quejó de un dolor en el cuello, pero no le reveló a su madre qué había ocurrido. Cree que lo ocultó por miedo.

El dolor, sin embargo, continuó durante 14 días. En este tiempo, Jhoangel y su mamá fueron «de hospital en hospital» y «de diagnóstico en diagnóstico», hasta que finalmente les dieron la terrible noticia: el niño tiene un esguince cervical que le causó un daño en la médula espinal y también tiene una hemorragia intraventricular.

Saraí Alvarado contó que su hijo vomitaba sangre, botaba sangre por la nariz y hasta sufría desmayos. Los médicos tratantes lo remitieron a un neurocirujano y al ordenar una resonancia magnética, confirmaron el diagnóstico actual.

Alvarado expresó sentirse molesta e indignada. Siente que sus derechos han sido vulnerados porque durante esas dos semanas, su hijo estuvo sin un diagnóstico y siendo tratado con calmantes, a pesar de la gravedad de la situación.

«Mi hijo se me pudo haber muerto en mis brazos sin saber que mi hijo tenía un derrame interno. Esto se pudo haber evitado (…) Tengo dolor de ver a mi hijo en la cama», manifestó muy conmovida.

Las autoridades del colegio en ningún momento se pronunciaron sobre lo ocurrido ni le dijeron que su hijo había sido agredido. «Sigo esperando la declaración del director, de los profesores y de las demás personas adultas que estaban allí, que son corresponsables», dijo.

En su opinión, si no se toman las medidas, «ahí es donde se tiene al delincuente y al asesino del mañana». El ataque a su hijo lo catalogó como un caso total de xenofobia, de falta de empatía, de solidaridad y consciencia.

«Más allá de bullying, yo le llamo un intento de homicidio», sentenció.