EVTV
Internacionales

OMS: Naciones deben destinar más fondos a la investigación

Director de la OMS

El director general de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Dr. Tedros Adhanom Ghebreyesus, advirtió que, aunque se puede frenar el virus, “el camino a seguir continúa siendo peligroso” en un discurso en la primera sesión de alto nivel de la Asamblea General de la ONU sobre la pandemia.

El doctor indicó que la pandemia ha mostrado «lo mejor y lo peor» de la humanidad y añadió «inspiradores actos de compasión y sacrificio personal, impresionantes hazañas en ciencia e innovación y conmovedoras demostraciones de solidaridad, pero también inquietantes señales de interés propio, omisión de culpa y divisiones».

Refiriéndose al incremento actual en el número de contagios y decesos, y sin dar nombres, Tedros dijo que en los lugares «donde la ciencia ha quedado ahogada el virus avanza, el virus se propaga». En su discurso virtual ante la cumbre, advirtió que una vacuna «no abordará las vulnerabilidades que están en la base» — pobreza, hambre, desigualdad y cambio climático — que deberán atajarse una vez termine la pandemia.

Sobre las vacunas, Tedros dijo que «la luz al final del túnel es cada vez más brillante» pero el fármaco «debe compartirse de forma igualitaria como bienes públicos globales, no como activos privados que amplían las desigualdades y se conviertan en otra razón por la que alguna gente se queda atrás».

El programa ACT-Accelerator de la OMS para desarrollar y distribuir las vacunas de forma rápida y equitativa «corre el riesgo de convertirse en nada más que en un noble gesto» si no hay nuevas e importantes aportaciones económicas, apuntó.

Se necesitan 4.300 millones de dólares de inmediato para sentar las bases para la compra y distribución masiva de vacunas, y otros 23.900 millones para 2021, señaló. Ese total, dijo Tedros, es menos de la mitad del 1% de los 11 billones de dólares de los paquetes de estímulo anunciados hasta ahora por el Grupo de los 20.

Por su parte, el secretario de Salud y Servicios Humanos de Estados Unidos, Alex Azar, dijo que tres de las seis posibles vacunas respaldadas por su gobierno reportaron datos prometedores y “tengo motivos para creer que se avecinan más buenas noticias sobre las vacunas y otras contramedidas”.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, notificó formalmente a la ONU su retirada de la OMS, a la que ha criticado duramente por su respuesta a la pandemia y a la que acusa de ceder ante la influencia de China.

Azar criticó la falta de un “intercambio transparente de información” sobre el COVID-19 y la investigación de la OMS sobre el origen del virus. Pero apuntó que quiere que los ministros de Salud sepan que pueden contar con la cooperación de Washington para derrotar al virus «sin compromisos», y destacó que el país «está proporcionando a los más financiación, equipos y apoyo que luchan contra el virus que ninguna otra nación».

A pesar de que la OMS ha recibido duras críticas por no asumir un mayor protagonismo en el manejo de la pandemia. Una comisión de la OMS formada en septiembre está revisando las regulaciones de salud internacionales.

El mundo gasta 7,5 billones anuales en salud, casi 10% del Producto Interno Bruto total, apuntó Tedros, pero la mayor parte de la inversión se destina al tratamiento de enfermedades en países ricos en lugar de a “promover y proteger la salud”.

«Necesitamos un replanteamiento radical de la forma en la que vemos y valoramos la salud», dijo.

“Si el mundo quiere evitar otra crisis a esta escala, la inversión en funciones básicas de salud pública, especialmente en atención primaria, es esencial, y todos los caminos deberían llevar a la cobertura sanitaria universal con una base sólida en la atención médica primaria”, afirmó.

Con información de Miami Mundo