EVTV
Venezuela

Periodista revela detalles de la crisis y horrores dentro de un reconocido medio digital

reconocido medio digital

Un reconocido medio digital, conocido por su particular línea editorial en la que cuestiona tanto al régimen de Nicolás Maduro como al Gobierno Legítimo de Juan Guaidó, atraviesa por una crisis interna.

Roberto Schnapp, administrador visible  de este medio, emitió un comunicado a la opinión pública y aseguró que “la operación no responde a objetivos políticos ni financieros”, además acotó que la línea editorial será la misma.

“Con esta adquisición, nuestro único fin es hacerlo crecer y convertirlo en una referencia informativa”, decía el texto.

Este jueves, la periodista Carola Briceño Peña, abrió la caja de Pandora, y reveló detalles sobre el cambio en la línea editorial, su salida del medio, el cambio en los departamentos, y por qué se le niega el pago de cuatro años de vacaciones que nunca tomó.

Briceño Peña, detalló que se abrieron grupos paralelos para el manejo de las redes sociales del medio, y la persona que coordinaba el área de opinión fue removida del cargo.

«En uno estaba un socio y en otro otra persona que entiendo también era  socio. Ya los cambios en redes sociales estaban cantados, querían automatizar para ser algo como La Patilla. Bueno, esa fue la línea de un principio, pero nada de esto lo decían abierta o directamente, sólo medio asomaban lo que tenían en mente», dijo.

Informó que contrataron a un nuevo personal,  «con visiones y cercanía muy distintas hasta las que en ese momento habían sido la base y directriz del medio».

La periodista venezolana aseveró que todo el equipo periodístico estaba alerta desde el momento de que se anunció la venta del medio digital, pues al principio ocultaron el nombre de la nueva directiva.

«Hay que explicar que ya todo en este medio era caótico, los del viejo equipo estábamos alertas y con sospechas de todo. No entendíamos por qué esa tapadera de nombres al principio de la compra», reveló.

Resaltó que no entendía la promesa de que se iba a mantener la línea editorial, cuando se contrató a un nuevo equipo que  “tenían otros enfoques y cercanías distintas a lo que había sido el ADN de la marca hasta ese momento».

La periodista aseveró que el anuncio de la compra del medio digital les sorprendió a todos, pues sucedió en medio de la pandemia por el COVID-19.

«Cuando nos anuncian la compra fue una sorpresa para todos en un momento tan complejo como la pandemia. Se nos dijo y aseguró que nada cambiaría, que seguiría el mismo camino y con mayor fuerza, que se mantenía todo el equipo igual y que estuviéramos tranquilos», expresó.

Briceño advirtió que la directiva cambió el trato con ella luego de que le preguntara a una de las nuevas periodistas contratadas el por qué, Diosdado Cabello no la tenía bloqueada en Twitter.

«Desde que pregunté sorprendida a una nueva periodista que contrataron por qué a ella Diosdado Cabello no la había bloqueado de sus redes, pues empezó (eso es lo que yo percibí) una actitud hostil hacia mi y mi trabajo», escribió.

Briceño Peña aseguró que la hostilidad la percibió directamente de Roberto Schnapp.

La cosa no terminó allí, pues a Briceño se le encargó entrenar a la nueva periodista, y los altercados incrementaron.

«A esa persona justamente trataron de enviarla a redes para «colaborar» pero cuando hablé con esa persona no tenía ni remota idea de que se debía hacer, aunque dijo que tenía experiencia en social media”, adelantó.

Briceño afirmó que la cosa se tornó más agresiva contra ella, cuando le asignó a la nueva periodista segmentar audiencias en Facebook y el nuevo dueño le dijo que no, que se encargara ella directamente.

«Desde ese momento todo lo que empezó a ser presión por preguntar lo de Diosdado se tornó peor. Llegó el momento en que me tocó dar una respuesta FUERTE a la nueva niña contratada, quien, por cierto,  a la pregunta sobre lo de Diosdado dijo algo como que ellos en una época habían respirado el mismo aire y ambos salieron vivos, ante eso el nuevo dueño del medio me insultó en lo personal al llamarme arrogante y mezquina», expresó indignada a través varios mensajes publicados en un hilo en Twitter.

«Una cosa impensable es que un dueño de un medio salga con insultos personales (muy lejos de la realidad, por cierto) por decirle a su contratada nueva que lo que quería hacer no se hacía y que me tocaba empezar con ella realmente de 0 a enseñarla, porque de verdad ella no sabía, aunque aseguraba que había trabajado en varios medios en esa área. Eso desató la furia de Roberto y de ahí me insultó y cuestionó mi trabajo. Pues con decencia respondí y no me callé ante sus cuestionamientos sobre mi trabajo y la presión que empezó cuando le comenté a esa niña lo extraño que era que Diosdado Cabello no la tuviese bloqueada (como hace normalmente con la mayoría de los periodistas críticos y no complacientes) no tenía justificación», sumó.

Tras el altercado con el nuevo propietario del medio digital y su salida del mismo, la periodista denunció que le están negando su pago de los cuatro años de vacaciones que no tomó.

«El medio además, se niega a pagar los cuatro años de vacaciones que no tomé y que estaba guardando como ahorros para el día que me correspondiera irme.  Cosa que NADIE del equipo viejo, obviamente asustado, ha peleado», acotó.

Cuestionó que todo el equipo anterior del medio se mantiene callado y no alza la voz para exigir los pagos que le corresponden por el arduo trabajo que realizaron mientras estuvieron en Panampost.

«Todos callados y de eso se valen los nuevos. Ahora, yo solo estoy contando parte de lo que pasé en @Panampost_es con la nueva directiva», dijo.

Fuente: Alberto News