EVTV
Destacados

París se prepara para la llegada de los convoyes contra las restricciones sanitarias

Procedentes de toda Francia, miles de opositores a las restricciones sanitarias reanudaron este viernes su ruta determinados a llegar en la tarde a París, a pesar de las advertencias de las autoridades para impedir un bloqueo como ocurre en Canadá.

Los organizadores, inspirados en la protesta de camioneros canadienses, denuncian el pasaporte de vacunación que entró en vigor el 24 de enero y se reivindican como «chalecos amarillos», movimiento que sacudió en 2018 y 2019 Francia por un alza del precio del combustible.

Desde miércoles, estos primeros convoyes, que se autodenominan «de la libertad», salieron en coche o en caravana desde las meridionales ciudades francesas de Niza, Bayona o Perpiñán, a las que se sumaron el jueves otras ciudades como Brest. Este viernes, avanzan hacia la capital.

Su objetivo es participar el sábado en las manifestaciones que cada sábado desde hace semanas recorren París para protestar contra las medidas anticovid. Algunos quieren desplazarse a continuación a Bruselas para una protesta europea, que Bélgica ya prohibió.

En París, la prefectura de policía anunció el jueves que pondrá «en marcha un dispositivo específico» de viernes a lunes «para impedir el bloqueo de calles, para multar y para detener a quienes infrinjan esta prohibición» de bloquear la capital.

El abogado Juan Branco recurrió la decisión policial ante la justicia, que debe examinar en la tarde el caso.

«Si la gente quiere manifestarse con normalidad, podrá hacerlo. Si quieren bloquear la circulación, intervendremos», advirtió el jueves por la noche el ministro de Interior, Gérald Darmanin, en la cadena LCI.

Una nueva crisis similar a la de los «chalecos amarillos» podría llegar en un mal momento para el gobierno, antes de un anuncio oficial de la candidatura del presidente francés, Emmanuel Macron, a las elecciones presidenciales de abril.

La principal preocupación de la campaña electoral es una eventual pérdida de poder adquisitivo, en un momento de aumento de precios de la energía, contra la que ya se manifestaron los «chalecos amarillos».

Varios candidatos a la presidencial ya expresaron su apoyo a estos convoyes que critican las restricciones sanitarias, como los ultraderechistas Marine Le Pen y Éric Zemmour, así como el partido de izquierda radical, Francia Insumisa.

AFP