EVTV
Destacados

PDVSA adquiere el 100% de Petrocedeño tras “negociación” con Total y Equinor

La estatal Petróleos de Venezuela (PDVSA) asumió el control de Petrocedeño una empresa mixta en la riquísima Franja del Orinoco, tras negociar la compra de un tercio del total de las acciones a la francesa Total y la noruega Equinor, informaron este jueves las partes.

“Concluyó exitosamente la firma del acuerdo para que Venezuela asuma la conducción y la propiedad completa de la poderosa empresa de mejorador de crudo Petrocedeño. Ha sido todo un éxito la negociación”, celebró el dictador Nicolás Maduro. “Es un supercomplejo valorado en más de 10.000 millones de dólares”.

No hay mayores detalles de la transacción, más allá de que fue “por un monto simbólico a cambio de una amplia indemnización relacionada con la participación pasada y futura”, según indicó TotalEnergies, que tenía una participación minoritaria del 30,32% junto a Equinor, previamente llamada Statoil Hydro, dueña del 9,67% de la empresa.

Esto, como resultado del “reconocimiento” de lo que Total llamó “una excepcional pérdida de capital” de 1.380 millones de dólares en sus estados financieros en la firma.

Equinor, por su parte, informó que la transacción “fue completada”, sin aportar más información en su página web.

Ubicada en el estado de Anzoátegui (noreste), Petrocedeño opera en una zona que integra la rica Faja del Orinoco (este), un área de 55.314 km2 que guarda 220.000 millones de barriles de petróleo pesado y extrapesado, la mayor reserva de crudo del mundo.

La compra de Petrocedeño se produce en momentos en que el gobierno de Nicolás Maduro busca aumentar la producción de crudo, venida a pique en medio de una dura crisis económica y una batería de sanciones internacionales, que incluyen un embargo petrolero por parte de Estados Unidos.

 

“Nuevo comienzo revolucionario”

El complejo tiene capacidad de transformar 200.000 barriles de crudo extrapesado en crudo sintético liviano, explicó en Twitter Francisco Monaldi, experto venezolano en energía de la Universidad Rice, en Texas.

Maduro indicó que sus antiguos socios en Petrocedeño “han decidido dedicarse a las energías limpias y se mantienen invirtiendo en Venezuela en energías limpias”. “Le agradezco a los inversionista de Total y de Equinor por esta negociación, estos acuerdos y porque se hayan quedado en el país en áreas estratégicas del desarrollo de la energía”.

“El abandono del proyecto refleja dos muy malas circunstancias para Venezuela. La falta de perspectivas de mejora en el ambiente de inversión y el menor interés de las empresas europeas en los crudos extrapesados”, añadió el experto.

Venezuela pasó de 3,2 millones de barriles por día hace 13 años a poco más de 600.000, reportaron fuentes primarias a la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) en junio.

Maduro ha prometido llevar la producción a 1,5 millones por día este año, meta que despierta escepticismo entre especialistas.

El dictador señaló que durante las negociaciones, que llevaron meses, la estatal PDVSA iba “recuperando” este mejorador de petróleo. “Está a un altísimo nivel, ya lo mostraremos”.

“Será la bandera para el nuevo comienzo revolucionario de la industria petrolera venezolana”, añadió el ministro de Petróleo del régimen, Tareck El Aissami.

 

Con información de AFP