EVTV
Destacados

Por primera vez en la historia, Estados Unidos postulará un candidato para la presidencia del BID

Por primera vez en sus 61 años de historia, Estados Unidos postulará un candidato propio para la presidencia del Banco Interamericano de Desarrollo (BID). Se trata de un los asesores más cercanos a Donald Trump, el director para América Latina del Consejo de Seguridad Nacional, Maurice Claver Carone.

En el contexto de una depresión económica sin precedentes como consecuencia del coronavirus y de otros asuntos puntuales que afectan a diferentes países de la región, la Casa Blanca impulsa un gesto de fuerte respaldo a las Américas postulando a un candidato de larga trayectoria en Washington, donde ocupó puestos en el Tesoro y el Fondo Monetario Internacional antes de su llegada a la Casa Blanca como colaborador directo del Presidente.

“Confiamos en que su liderazgo al frente del BID fortalecerá su capacidad para lograr un impacto en el desarrollo de la región», dijo el secretario del Tesoro Seteven Munchin en un comunicado que cofirmó la candidatura de Claver Carone.

Claver-Carone parece listo para competir por el trabajo contra el argentino Gustavo Beliz, quien también cuenta con el apoyo de México, en medio de otros candidatos. Pero el respaldo de los Estados Unidos es crucial para ganar la posición, dada su participación del 30% en el banco y el poder de veto de facto sobre sus decisiones de liderazgo. Los principales grupos de interés después de los Estados Unidos son Brasil y Argentina con un 11% cada uno y México con un 7,2%.

El actual jefe, Luis Alberto Moreno, de Colombia, asumió el cargo en 2005 y está previsto que renuncie a fines de septiembre. El próximo jefe del BID enfrentará una serie de desafíos, incluida una crisis humanitaria en Venezuela y el creciente papel de América Latina en el epicentro de la pandemia mundial. La región tiene el 8% de la población mundial, pero aproximadamente la mitad de las nuevas muertes por virus.

«Esta es una oportunidad única para ayudar al banco a atravesar la crisis de COVID-19 y para movilizar todas las herramientas a nuestra disposición», dijo Claver-Carone en una entrevista telefónica. «Nos comprometemos a una presidencia de un período de cinco años y esperamos institucionalizar uno o dos períodos como máximo para liderar con el ejemplo».

Un portavoz del BID no respondió de inmediato a una solicitud de comentarios.

Abogado de formación, Claver-Carone fue uno de los críticos más acérrimos de la administración Trump del presidente venezolano, Nicolás Maduro, y desempeñó un papel clave en la configuración de la política estadounidense hacia la nación sudamericana desde que comenzó su cargo en 2018. Eso incluyó reunir el apoyo internacional detrás de la oposición. líder Juan Guaido y sancionando sanciones contra el régimen de Maduro.

Anteriormente anfitrión de un programa de entrevistas de asuntos exteriores, Claver-Carone se desempeñó anteriormente como director ejecutivo de los Estados Unidos para el Fondo Monetario Internacional, apoyando un préstamo de $ 56 mil millones a Argentina, luego dirigido por el presidente Mauricio Macri. También trabajó como asesor principal para asuntos internacionales en el Departamento del Tesoro.