EVTV
Destacados

¿Por qué sigue siendo interesante la dosis de refuerzo anticovid pese a variante ómicron?

El mundo espera saber si la variante ómicron es especialmente peligrosa o resistente a las vacunas contra el covid-19. Pero esto no pone en entredicho el interés de la dosis de refuerzo, según los expertos.

 

– ¿Las vacunas serán tan eficaces con la variante ómicron? –

 

Es la gran pregunta que todo el mundo se hace, pero todavía es demasiado pronto para pronunciarse.

En una entrevista en el Financial Times, el presidente de Moderna, Stéphane Bancel, se mostró más bien pesimista y estimó que podría producirse una «disminución importante» de su eficacia.

Según él, a los investigadores les preocupa que 32 de las 50 mutaciones halladas en la variante ómicron se sitúan en la proteína spike, la llave que permite al virus entrar en el organismo.

Por su parte, el fundador de BioNTech, que ha desarrollado una vacuna contra el covid-19 junto al gigante estadounidense Pfizer, señaló que la nueva variante podría causar más contagios entre las personas inoculadas pero que, probablemente, seguirían protegidas de las formas graves de la enfermedad. «Nuestro mensaje es: no tengan miedo, el plan sigue siendo el mismo. Aceleren la administración de la tercera dosis», dijo Ugur Sahin.

Para tener más información, será necesario esperar a los resultados de los test de laboratorio, que saldrán de aquí a dos o tres semanas.

Aunque los inmunizantes actuales sean menos eficaces frente a esta nueva variante, seguirán creando cierta protección.

No será «un efecto on/off», indicó esta semana Yazdan Yazdanpanah, jefe del servicio de enfermedades infecciosas del hospital Bichat, en París.

 

– Ante las dudas, ¿se tiene que administrar la dosis de refuerzo? –

 

Sí, han insistido esta semana varios expertos, en un momento en que Europa hace frente a una nueva ola de contagios por la variante delta.

Sería «un error grave esperar», estimó el viernes Alain Fischer, responsable de la estrategia de vacunación en Francia.

Le puede interesar: Dinamarca confirma 183 casos de variante ómicron del covid-19

Frente a esta ola, varios países están acelerando sus campañas de vacunación. El primer ministro británico, Boris Johnson, estableció como plazo a finales de enero para administrar la dosis de recuerdo a todos los adultos, pasando de seis a tres meses el periodo necesario desde la segunda dosis.

En Estados Unidos, Pfizer presentó un pedido de autorización para una dosis de refuerzo a los adolescentes de 16 a 17 años.

«No tenemos que equivocarnos de enemigo, por ahora es la variante delta», insistió Arnaud Fontanet, miembro del consejo científico francés.

Por el momento, nada indica que ómicron superará a la variante delta. Si esto pasara, tardará varias semanas, o meses.

No obstante, algunos profesionales sanitarios tienen dudas sobre si la dosis de refuerzo es necesaria para toda la población.

«La prioridad es vacunar a las personas mayores y a las que tienen riesgo, y luego darles el refuerzo. Pero una dosis adicional para los jóvenes (…) no me parece prioritario por ahora», afirmó Yvon Le Flohic, médico generalista que sigue de cerca la evolución de la epidemia desde el inicio.

 

– ¿Cuándo llegarán las nuevas vacunas? –

 

Los laboratorios Pfizer, Johnson & Johnson (J&J) y Moderna aseguran que comenzaron a trabajar en una nueva versión de su vacuna anticovid centrándose en ómicron, por si los sueros actuales no fueran suficientemente eficaces.

Pfizer ya creó dos nuevas versiones de su vacuna contra las variantes delta y beta, que finalmente no fueron utilizadas.

«Los laboratorios se escudaron detrás del hecho de que sus vacunas continuaban protegiendo contra las formas graves de covid, pero esto contribuyó a dejar circular el virus», lamentó Bruno Canard, director de investigación en el CNRS, especialista de coronavirus.

Aunque Pfizer promete un nuevo inmunizante en menos de 100 días, su implementación será mucho más lenta y no tendrá lugar «antes de la primavera» boreal, según este científico. «Hasta entonces, las vacunas actuales protegen contra las formas graves de la variante delta».