EVTV
Actualizados

Paraguay profundizará la investigación sobre el ingreso del avión venezolano

Paraguay inició una investigación para determinar la responsabilidad de funcionarios aeroportuarios en el aterrizaje en mayo en ese país de un avión venezolano con iraníes entre sus tripulantes que ahora permanece retenido en Argentina, anunció el presidente Mario Abdo Benítez.

«Se está investigando todo a través del Ministerio del Interior y vamos a profundizar esa investigación», afirmó el jefe de Estado en declaraciones a la prensa.

Abdo aseguró que su gobierno investiga a los responsables aeroportuarios que permitieron el aterrizaje del avión de carga en Ciudad del Este, 330 km al este de Asunción, en la triple frontera con Brasil y Argentina.

La aeronave, un Boeing 747, llegó al aeropuerto de esa ciudad el 13 de mayo y la autorización para su despegue data de tres días más tarde.

El mandatario también anunció «cambios» en la dirección de ese aeropuerto, así como en la Dirección de Aeronáutica Civil (Dinac) y en (la Dirección de) Migraciones.

Abdo confirmó que entre las primeras medidas que tomó su gobierno fue apartar al administrador del aeropuerto internacional Guaraní, Luis Afara, como ya había anunciado su ministro del Interior Federico González el martes.

Otro funcionario apartado de su cargo es el jefe de Seguridad del Aeropuerto Internacional de Asunción, Gustavo Sandoval.

González había dicho el martes que el avión llegó a Paraguay con 18 tripulantes. Las autoridades argentinas manejan el número de 19 tripulantes, 14 venezolanos y cinco iraníes.

Desde ahí partió con una carga de cigarrillos paraguayos por valor de unos 775.000 dólares, con destino a Aruba, en el Caribe venezolano.

Propiedad de la empresa Emtrasur, una filial de la venezolana Conviasa, el avión fue retenido por las autoridades argentinas el 8 de junio tras quedar varado por falta de combustible en el aeropuerto internacional de Ezeiza de Buenos Aires.

González dijo que luego de la salida de la aeronave de Paraguay recibió una comunicación de que se trataba de un avión sometido a sanciones por el Departamento del Tesoro de Estados Unidos y que siete de los tripulantes iraníes pertenecían a Al Quds, una fuerza especial de la Guardia Revolucionaria iraní clasificada como organización terrorista por Estados Unidos

AFP.