EVTV
EE.UU

Redistribución de distritos electorales impacta en comunidades minoritarias en EE.UU.

Tasa de positivos

Después del Censo de 2020, el próximo ciclo de redistribución de distritos electorales es un momento crítico para garantizar la representación política para muchas comunidades, impactando los recursos para la educación, cuidado de salud, medio ambiente y otras necesidades durante los próximos diez años.

Este proceso de redistribución tiene lugar cada 10 años y su importancia radica en que a partir de allí se determina la representación política y, por consiguiente, las políticas públicas.

Durante un foro sobre este tema, Thomas A. Saenz, quien funge como Presidente del Mexican American Legal Defense and Educational Fund. (MALDEF), explicó que por muchas décadas ha habido 435 escaños en la Cámara de Representantes, “sin embargo, con el cambio de población que demuestra el censo cada 10 años, se puede cambiar eso”.

Comentó además que por haber estados que crecen más rápido que otros, se podría incrementar el número de asientos, “las proyecciones de hoy dicen que Texas y Florida tal vez tendrán más de un nuevo escaño…. Hace 10 años, Texas fue el gran ganador porque tuvo 4 nuevos escaños en la Cámara de Representantes y otro tema que quizás vamos a tener este año es que California podría perder un escaño en el congreso”, precisó.

La manipulación injusta de los distritos es criticada por quienes aseguran que se hace para diluir el poder de voto de las comunidades minoritarias. Por ejemplo, Leah Aden, Subdirectora de litigios del  NAACP Legal Defense and Educational Foundation, detalla que cuando se hacen los mapas de los distritos, una de las prioridades es “asegurarse que estos distritos tengan la misma población, para no poner miles de votantes en un mismo distrito… Otra prioridad para igualar, es cumplir con la ley de votación, para no diluir la comunidad que va a votar, al mismo tiempo se deben buscar los principios tradicionales de redistribución para mantener los distritos conectados unos con otros y mantener las comunidades intactas”. De acuerdo con Aden, la idea es asegurarse que no se diluya la redistribución de minorías raciales.

Prevenir las inequidades es sumamente importante en el proceso de redistribución, de manera de garantizar que todas las comunidades se vean representadas para poder expresar sus opiniones.

“El gran problema es que hay gente que no está siendo representada, hay muchas comunidades que deberían tener líneas de distrito en las cuales están compitiendo por representación y hay lugares donde eso no sucede, además las jurisdicciones locales, donde no se trata de una lucha entre partidos, sino que va en contra de las comunidades minoritarias y eso es desafortunado”, afirma Justin Levitt, profesor de Derecho en Loyola Law School (Los Ángeles, California).

Se espera que los resultados del censo 2020 se tengan para finales de abril y, de acuerdo con las proyecciones, se prevé que Texas, Florida y Carolina del Norte ganen escaños en el Congreso como consecuencia del crecimiento de su población.