EVTV
Destacados

Régimen impulsó reservas internacionales de Ecuador que fueron a dar a paraísos fiscales

El sistema Sucre, impulsado por Venezuela, permitió también el uso de las reservas internacionales de Ecuador para financiar a empresas irregulares que hacían exportaciones ficticias. La investigación de la Comisión de Fiscalización revela uno de los capítulos más oscuros del sistema de compensación usado entre Venezuela y Ecuador, llamado Sucre.

Este sistema, con el que los gobiernos del llamado Socialismo del Siglo XXI intentaban crear una ‘nueva arquitectura financiera’ abrió las puertas para que el dinero de las reservas de Ecuador acabara en paraísos fiscales. Las exportaciones desde Ecuador a Venezuela, pagadas a través del sistema de compensación Sucre, abrieron las puertas para el abuso de las reservas internacionales de Ecuador.

La Comisión de Fiscalización de la Asamblea, en su informe sobre el Sucre, reveló los problemas en el funcionamiento del sistema, con el que Ecuador, como país, salió perdiendo.

De acuerdo al diario Primicias, el Sucre estaba pensado como un sistema para agilizar la forma en la que se hacían los pagos entre países importadores y exportadores aliados. Se suponía que el sistema funcionaba así: Un importador venezolano firma un contrato con un exportador ecuatoriano. El importador venezolano le paga al exportador ecuatoriano a través de un banco venezolano que, luego, debía transferir el dinero al Banco Central de Venezuela.

El Banco Central de Venezuela hacía el cambio de bolívares a dólares, a través de la Comisión Nacional de Administración de Divisas (Cadivi) de Venezuela. Y debía notificar al Banco de la Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América o ALBA. El Banco de la ALBA notifica al Banco Central del Ecuador y éste pagaba al exportador a través de un banco en Ecuador.

El problema es que el dinero pagado por el importador venezolano no era transferido a Ecuador inmediatamente. Además, la balanza comercial entre Ecuador y Venezuela, ligada al Sucre, era desequilibrada. Ecuador exportaba mucho más que lo que importaba desde Venezuela. Cabe recordar que la mayor parte de las transacciones de Ecuador eran con Venezuela.

Paraíso de dólares

El dinero enviado desde la reserva internacional de Ecuador al exportador debía utilizarse para pagar sus facturas y demás costos de producción en el país. El problema es que los exportadores fraudulentos no hacían estos pagos, sino que sacaban los dólares de Ecuador. En el caso de Foglocons, por ejemplo, el dinero recibido por las falsas exportaciones fue a parar en Suiza, Curazao, Corea, Venezuela, Barbados, Panamá y Libia.

Según la acusación contra el presunto testaferro de Nicolás Maduro, Alex Saab, en Estados Unidos, el dinero de las falsas exportaciones llegó a ese país y de ahí se movió a paraísos fiscales. Algo similar ocurría con Pifogardens, también de la red de Foglocons.

Las investigaciones de la justicia ecuatoriana encontraron que esta empresa recibió 48 transferencias desde Venezuela que suman USD 23,82 millones. Sin embargo, este dinero permaneció poco tiempo en Ecuador. En apenas 48 horas, en promedio, se hacían transferencias a países considerados paraísos fiscales como: Curacao, Hong Kong, Holanda, Suiza y Panamá. El 54% de los pagos fue movido a esos destinos.

Nota completa en PRIMICIAS