EVTV
Destacados

Segundo juicio a Donald Trump llegó al Senado: ¿Qué pasa ahora?

El artículo de juicio político contra Donald Trump ya está en el Senado de Estados Unidos. Tal y como se anunció desde el pasado viernes, el cargo por “incitación a la insurrección” llegó a la Cámara Alta durante la jornada de este lunes.

 

La imputación, aprobada en primera instancia por la Cámara de Representantes, surgió una semana después de los hechos del 6 de enero. Aquel día, una turba de manifestantes pro Trump tomó por asalto la sede del Congreso, con la intención de evitar que se certificara la victoria electoral del presidente Joe Biden.

 

Para muchos, el incidente, que culminó con destrozos en el edificio del Capitolio y con un saldo negativo de cinco víctimas mortales, fue promovido por el ex primer mandatario, durante un discurso que concedió, horas antes, en las adyacencias de la Casa Blanca.

 

Según la acusación, Trump aprovechó el mitin para repetir, sin pruebas, su hipótesis del fraude en los comicios presidenciales de noviembre del año pasado. El ex gobernante también insistió en que el resultado de esa votación no debía ser aceptado ni validado por las autoridades regionales o federales.

 

En teoría – y según la normativa vigente – el Senado debería reunirse este mismo martes para dar rienda suelta al “impeachment”. Sin embargo, un acuerdo entre legisladores demócratas y republicanos retrasó el inicio de las audiencias hasta el próximo 8 de febrero.

 

De acuerdo con lo trascendido, la decisión tiene un doble propósito: otorgar tiempo para que Donald Trump pueda preparar su defensa y, de modo adicional, evitar que el juicio político trastoque las sesiones en las que han de ser confirmados los ministros y demás funcionarios que integrarán la administración Biden.

 

Una vez vencida la prórroga, los senadores tendrán que de dar inicio al procedimiento. Los debates sobre la culpabilidad o inocencia de Trump se desarrollarán en audiencias diarias, que sólo pararán los días domingo y que se prolongarán hasta que se tenga un veredicto.

 

Para que el juicio culmine en una condena es necesario que las dos terceras partes de la Cámara se pronuncien a favor de ella. Dado que el Senado de Estados Unidos tiene un total de 100 miembros, hace falta el voto afirmativo de 67 de ellos.

 

Aunque en 2020 Trump enfrentó una primera moción de censura en la que fue exonerado, el resultado de este segundo “impeachment” podría ser distinto. El año pasado, la Cámara de Senadores se encontraba dominada por el Partido Republicano, la misma tolda política a la que pertenece el ex jefe de Estado. Sin embargo, desde el pasado miércoles, la instancia se encuentra controlada por demócratas que están convencidos de la culpabilidad del ex presidente.

 

A ese nutrido grupo de parlamentarios, se suman senadores republicanos que, de manera pública, han criticado el papel de Trump en los disturbios del 6 de enero. Entre esos congresistas se encuentra Mitch McConnell, líder de la minoría republicana en la Cámara Alta y baluarte de su partido dentro del Capitolio.

 

McConnel, quien llegó a decir que “la turba (que atacó el Congreso) fue alimentada con mentiras”, podría influir en sus copartidarios, desencadenando un efecto dominó que podría llegar a ser determinante para el futuro político de Donald Trump.