EVTV
EE.UU

Texas pidió no desconectar electricidad por falta de pago en medio del temporal

La Comisión de Servicio Públicos de Texas (PUC) anunció que emitirá una moratoria para que las compañías eléctricas no desconecten a los ciudadanos de las redes por falta de pago, dado a que muchos enfrentan facturas que no pueden asumir tras el temporal de la tormenta invernal, informó Greg Abbott, gobernador republicano de ese estado.

“Los texanos que han sufrido días de mucho frío sin electricidad no deberían estar sujetos a facturas de energía disparadas”, señaló Abbott.

Orden por tormenta y COVID-19

De este modo, la PUC llevó a cabo una reunión de emergencia el domingo  e indicó que, además de la orden de moratoria de pagos, continuará con el plan de pagos diferidos por la crisis económica provocada por la COVID-19 para los clientes que lo soliciten.

“Nuestra máxima prioridad como comisión y como estado es proteger a los clientes de los efectos devastadores de una tormenta que afectó su suministro de energía”, afirmó DeAnn Walker, presidente de la PUC.

Además de esto, Abbott explicó que los clientes cuyos recibos de electricidad se dispararon la semana pasada durante el temporal  y la demanda se disparara, estarían protegidos de facturas “irrazonables”.

Por otra parte, según el gobernador, abordar esos proyectos de ley y la falla de la red eléctrica son prioridades para el estado, y agregó que no permitirá que termine la sesión legislativa sin garantizar protecciones para la energía durante la demanda máxima, en verano e invierno.

15.000 texanos sin luz

Con respecto al Consejo de Confiabilidad Eléctrica de Texas (ERCOT), sostuvo que “no terminaremos esta sesión hasta que ERCOT esté completamente para el invierno, de modo que no volveremos a pasar por esto”.

Cabe acotar que, ERCOT administra la energía del estado y se encuentra operando a plena capacidad nuevamente, aunque más de 15.000 texanos permaneces sin luz, para esta mañana, siguiendo los datos de PowerOutage.us.

Desde otra perspectiva, el presidente de EEUU, Joe Biden, declaró el pasado sábado el desastre mayor en Texas, debido a la tormenta invernal, y ordenó a las agencias federales a ayudar en la recuperación del estado.

El agua es otro dilema

Debido a la tormenta invernal en Texas, muchas personas continúan sin agua potable; por lo que, se recomendó hervir el líquido para la población, dado a que esta no era segura para beber, confirmó Toby Baker, director ejecutivo de la Comisión estatal de Calidad Ambiental, en una conferencia de prensa el domingo.

En este sentido, casi 3.5 millones de botellas de agua se distribuyeron por helicóptero, avión y camión en todo el estado, según su gobernador.

Apoyo a texanos

A su vez, para el fin de semana casi 90.000 texanos habían solicitados ayuda por desastre a la Agencia Federal para el Manejo de Emergencias (FEMA).

Es importante añadir que la medida ofrece no solo asistencia pública a los condados para recuperar infraestructura, sino también apoyo a las personas que sufrieron daños en sus viviendas que no son cubiertos por las compañías de seguro y para la mitigación de riesgos.