EVTV
Deportes

Tiger Woods habló tras el grave accidente: El temor a perder la pierna

El astro estadounidense Tiger Woods descartó regresar a tiempo completo al golf profesional mientras se recupera de las lesiones en las piernas provocadas por un accidente automovilístico a principios de año. El exnúmero uno del mundo, de 45 años, sufrió fracturas en la pierna derecha después de que la camioneta SUV Genesis GV80 modelo 2021 que conducía en un suburbio de Los Ángeles en febrero se saliera de la carretera y volcara varias veces.

Ahora, en diálogo con la revista Golf Digest, el referente del deporte en cuestión señaló que no volverá a participar como él quisiera del circuito y los torneos más importante: “Creo que algo realista para mi es jugar en el PGA Tour algún día, pero nunca a tiempo completo. Nunca más (…) pero sí escoger y elegir algunos torneos al año”.

“Elija y elija algunos eventos al año y juegue con eso. Creo que así es como voy a tener que jugarlo de ahora en adelante. Es una realidad lamentable, pero es mi realidad. La entiendo y la acepto”, se sinceró.

Sin embargo, además de explicar cómo será su participación dentro del deporte que más ama de ahora en adelante, también hizo una cruda revelación sobre aquellos momentos en los que estuvo ingresado en el hospital tras las múltiples heridas que sufrió. “Hubo un momento en el que, no diría que fuera 50/50, pero estuve muy cerca de salir caminando de ese hospital con una sola pierna”, contó, además de considerar que todavía debe recorrer un largo proceso en esta rehabilitación.

“Ni siquiera voy a la mitad, como saben, me he sometido a cinco cirugías en la espalda. Así que también tengo que lidiar con eso. Así que a medida que la pierna se fortalece, la espalda puede dar problemas”, explicó.

Los médicos dijeron que se fracturó la tibia y el peroné de la pierna derecha en varios puntos. Para estabilizar esa zona, debieron insertarle una barra y se utilizó una combinación de tornillos y clavos para reparar otras lesiones en el tobillo y el pie.

“Puedo participar del golf y, si mi pierna está lo suficientemente bien, quizá pueda jugar un torneo aquí o allá. Pero subir arriba de la montaña de nuevo como en el 2017 no creo que sea una expectativa realista para mí”, consideró haciendo alusión a su creencia de que no volverá a estar en lo más alto del deporte.