Una vez más los trabajadores del Hospital Central de San Cristóbal, en el estado Táchira  se unen en protesta para exigirle al régimen de Venezuela un ajuste de sueldos.

Sin haber comido y con los uniformes y zapatos rotos , los trabajadores y empleados, señalan que la situación es insostenible porque el salario no alcanza para  nada.

Mirian Camargo camarera del hospital, y con 12 años de trabajo en la institución  detalló que su camisa del uniforme, los zapatos están rotos y los pantalones no aguantan un remiendo más.

“No recuerdo hace cuanto comí proteína, porque lo que hago a diario es sopa de hueso rojo” añadió.

Trabajadores de la institución detallan que para los próximos días se realizarán progresivamente protestas de brazos caídos en los diferentes servicios del centro asistencial.