EVTV
Actualizados

Tras escándalo por la entrevista a Lady Di, Londres contempla reformar la BBC

Conoce

Acusada de parcialidad por las élites políticas, amenazada con recortes presupuestarios y enfrentada al desamor de los jóvenes, la radiotelevisión pública británica BBC, emblema de periodismo en el mundo, es ahora criticada por la familia real y el gobierno contempla reformarla.

El ejecutivo de Boris Johnson afirmó este viernes que examinará la pertinencia de reformar la gobernanza del ente tras la publicación la víspera de un informe sobre los «engaños» utilizados por uno de sus periodistas en 1995 para conseguir una explosiva entrevista con la princesa Diana, que sus hijos responsabilizaron de la ruptura de su matrimonio con Carlos, príncipe heredero de la corona británica.

«La entrevista contribuyó en gran medida a empeorar la relación de mis padres y desde entonces ha perjudicado a innumerables personas», afirmó el príncipe Guillermo, de 38 años, en un mensaje de vídeo sin precedentes difundido por la noche.

«Es infinitamente triste saber hasta qué punto las faltas de la BBC alimentaron los miedos, la paranoia y la soledad de los últimos años que pasé con ella», afirmó el segundo en la línea sucesoria el trono británico, que tenía 15 años cuando su madre falleció en 1997 en un accidente de coche en París, perseguida por los paparazzi.

Desde Estados Unidos, donde vive con su esposa Meghan, su hermano Enrique, de 36 años, vinculó la muerte de Diana al «efecto de esta cultura de explotación y prácticas poco éticas».

En el informe publicado el jueves, el exjuez del Tribunal Supremo John Dyson no solo fustigó al periodista Martin Bashir por utilizar documentos falsos para convencer a Lady Di de concederle la entrevista, sino también a la dirección de la radiotelevisión pública británica por su gestión del caso.

La explosiva entrevista, una de las mayores primicias del siglo XX, vista por 22,8 millones de espectadores en su momento, propulsó al estrellato al hasta entonces desconocido Bashir, que hace una semana dejó la BBC alegando motivos de salud.

El controvertido periodista también entrevistó en 2003 a la estrella del pop Michael Jackson, que luego denunció ante el regulador audiovisual británico una imagen distorsionada de su persona.

 

– «Mejorar la gobernanza» –

En 1995, una tímida Diana reconoció ante Bashir que había «tres personas» en su matrimonio -en referencia a la relación de Carlos con Camila Parker Bowles- y admitió haber tenido una aventura ella misma.

Separados desde 1992, Diana y Carlos se divorciaron en 1996. El príncipe, ahora de 72 años, se casó con Camilla en una discreta ceremonia civil en 2005.

Bashir falsificó extractos de cuenta bancarios para convencer al conde Charles Spencer, el hermano de Diana, que la familia real pagaba a gente para espiarla. El diseñador gráfico a quien pidió la falsificación lo denunció poco después a la dirección, pero esta lo ignoró.

«Este informe es claramente condenatorio», consideró el viernes el ministro de Justicia, Robert Buckland, subrayando que el documento señala no sólo al periodista, sino también a la dirección del ente público que lo encubrió.

«Esto requerirá un examen detallado y eso es lo que hará el gobierno con calma para ver qué hay que hacer para mejorar la gobernanza», añadió.

«Ahora le corresponde a la BBC asegurarse de que nada de esto vuelva a suceder», dijo el propio Johnson, asegurando «sólo poder imaginar los sentimientos en la familia real» tras el informe de Dyson.

Su ejecutivo tiene a la BBC en el punto de mira desde su llegada al poder en diciembre de 2019, cuando acusó al grupo de parcialidad con su Partido Conservador durante la campaña electoral para las legislativas.

Paradójicamente, también el opositor Partido Laborista atribuyó falta de objetividad a la BBC con su formación izquierdista en aquella ocasión.

La radiotelevisión pública debe renegociar en 2022 su acuerdo con el Estado y Johnson contempla la posibilidad de rebajar, o suprimir en algunos casos, el impuesto audiovisual de 157 libras (223 dólares, 182 euros) anuales que pagan todos los hogares del país, sumando unos nada despreciables 3.700 millones de libras de financiación para el grupo.

Algunos conservadores defienden incluso que la BBC, enfrentada al desinterés del público más joven, debería avanzar hacia un sistema de suscripción similar al de las plataformas digitales.

En el marco de una «modernización» que busca adaptarse a los nuevos hábitos del público, el ente anunció en 2020 la supresión de 450 puestos de trabajo en su redacción.

Con información de AFP