EVTV
EE.UU

Varios candidatos a la recompensa por la detención de sospechoso del tiroteo del metro en Nueva York

¿Quién dio la información que llevó a la detención de Frank James? Varios ciudadanos aseguran que fueron ellos los que contribuyeron al arresto, el miércoles, del sospechoso de disparar en el metro de Nueva York un día antes, sembrando el pánico en la ciudad.

En juego están 50.000 dólares que prometieron las autoridades por información que llevara a la detención de este neoyorquino de 62 años que el martes por la mañana en plena hora pico, activó dos granadas de humo y disparó 33 veces contra los pasajeros de un vagón del metro cuando entraba en la estación «36 Street» de Brooklyn.

En total, 23 personas resultaron heridas, 10 de ellas, de bala, aunque ninguna vida corre peligro.

Interrogada por la AFP, la policía neoyorquina rehusó dar nombres limitándose a adjuntar un enlace con la conferencia de prensa del miércoles en la que se dieron detalles sobre su detención, pero varias personas se han adjudicado la hazaña y el momento de gloria.

Una de las abogadas de la defensa aseguró este jueves que el propio James había llamado al teléfono habilitado por la policía para entregarse.

Todavía es un misterio lo que hizo este hombre corpulento en las cerca de treinta horas que transcurrieron desde el tiroteo, considerado por la justicia como un «ataque terrorista» contra el sistema de transporte colectivo, y su detención.

«Llevará semanas» revisar las cámaras de seguridad que pueden arrojar alguna luz sobre lo que hizo, aseguraron la víspera las autoridades.

El joven sirio Zack Tahhan, de 21 años que llegó a Estados Unidos hace cinco, es uno de los que se adjudican haber contribuido a su detención. Con la etiqueta #ThankYouZack se ha convertido en una estrella de Twitter.

Según este técnico de cámaras de seguridad, citado por The New York Times,estaba revisando un equipo en un comercio cerca de St. Marks Place y la 1ª Avenida, en el sureste de Manhattan cuando vio a James en una cámara de seguridad.

«Dios mío, este es el tipo, hay que atraparle», se dijo Tahhan.

– ¿Qué hay de la recompensa? –

«Nadie me ha contactado por una recompensa. La gran recompensa son mis seguidores», ha escrito Tahhan en su cuenta Twitter, en un mensaje con un enlace a una página para hacerle donaciones.

El joven sirio no es el único aspirante a la recompensa.

Pero el mexicano Francisco Puebla, director de Saifee, un comercio de jardinería de la Calle 7, desmiente en conversación telefónica con la AFP las declaraciones de Tahhan.

Acababa de ver pasar a James cuando estaba «frente a la tienda con dos muchachos (uno de ellos Tahhan) que estaban haciendo un trabajo con las cámaras de seguridad y en ese momento paró una patrulla en un semáforo y corrí».

«Le dije al oficial: ‘a lo mejor estoy equivocado pero no lo creo, acabo de ver al hombre que disparó en Brooklyn'» y la patrulla avanzó despacio, se echó a un lado y detuvo al hombre que ha causado el peor ataque en el servicio de transportes de la capital financiera estadounidense, en la historia reciente.

Puebla, que lleva 27 de sus 46 años en Estados Unidos, aseguró que «no está detrás del dinero» de la recompensa, pero piensa que es justo que si las autoridades lo han prometido «asuman su compromiso».

También Lee Vasu, un retratista de origen rumano, avisó a la policía.

El artista asegura en el portal Artnet, especializado en arte, que había estudiado durante largo rato la foto del sospechoso publicada en los medios.

Terminaba de almorzar en un restaurante de St. Mark’s Place con su madre, su esposa y su hija de 8 meses cuando vio una cara familiar en la 1ª Avenida.

«Le dije a mi esposa: ‘la persona que disparó en el metro está detrás nuestro. Date prisa, no digas nada. ¡Vete!'» y se dirigió a un coche de policía estacionado en la avenida para darles la ubicación del sospechoso.

La justicia decretó este jueves la prisión de James hasta que se celebre el juicio, en el que podría ser condenado a cadena perpetua.

Sus abogadas defensoras pidieron atención psiquiátrica para el acusado.

AFP.