EVTV
Actualizados

Ejército busca a Wilson, perro clave en rescate de los niños en la selva de Colombia

Tras el asombroso rescate de cuatro niños indígenas que deambularon en la selva de Colombia durante 40 días, el Ejército anunció el sábado que continúa la búsqueda de Wilson, un perro rastreador que participó en la hazaña y ahora está perdido en la espesa vegetación.

«La búsqueda no ha terminado. Nuestro principio: no dejamos a nadie atrás», expresó la institución en su cuenta de Twitter.

«Los soldados continúan la operación para encontrar a Wilson«, agregó en su tuit, acompañado de fotos del pastor belga malinois de seis años.

El perro se perdió en la espesura amazónica del sur del país mientras rastreaba a los cuatro niños indígenas de 13, 9, 5 y uno año que sobrevivieron al accidente aéreo registrado el 1 de mayo y que fueron localizados el viernes.

Wilson fue clave en las operaciones de búsqueda, pues encontró en medio de la vegetación el biberón de Cristin, la menor que cumplió un año durante la asombrosa travesía por un hábitat donde rondan jaguares, pumas, serpientes y otros depredadores.

Los menores, débiles pero vivos, fueron trasladados a Bogotá, donde están hospitalizados.

Astrid Cáceres, directora de la entidad estatal que vela por los derechos de los niños, dijo el sábado que los menores indicaron haberse encontrado con un perro en la selva, sin precisar si se trataba de Wilson.

Lesly, de 13 años y la mayor de los hermanos, «nos contó del perrito», manifestó la funcionaria a la prensa.

Añadió que los niños hablan «del perrito que se les perdió, que no saben dónde quedó y que los acompañó un rato».

El Ejército registró la desaparición del animal el jueves y avanzó una hipótesis: «Debido a la complejidad del terreno, la humedad y las adversas condiciones climáticas se habría desorientado», indicó la institución en un boletín.

Los militares también aseguraron haber «encontrado huellas que serían de los menores y muy cerca también las que podrían ser del perro».

En el accidente murieron la madre de los niños, un dirigente indígena y el piloto de la aeronave.

Los dos hermanos menores cumplieron 5 y 1 año durante su travesía por la selva.

AFP