EVTV
Actualizados

España en alerta ante «riesgo extremo» por ola de calor

Foto: Cortesía

Varias regiones españolas se encontraban en alerta roja por «riesgo extremo» ante la ola de calor este martes, cuando los bomberos seguían combatiendo un incendio forestal que ya incineró 3.500 hectáreas en una isla de Canarias.

Se espera que las temperaturas oscilen entre los 38 y los 42 °C en gran parte del centro de la península ibérica, pero podrían alcanzar 43 o 44 °C en el este del país, en las regiones de Cataluña, Aragón y Baleares, según la Agencia Estatal de Meteorología (Aemet).

En esas regiones, puestas bajo alerta roja, el riesgo es «extremo», advirtió la Aemet, que recordó los llamados de las autoridades a la precaución, recomendando a las personas permanecer dentro de sus viviendas en las horas de mayor calor del día y refrescarse con toallas húmedas.

Esta ola de calor es la tercera del verano en España, pero también la más intensa. El lunes, provocó temperaturas extremas en el centro y sur del país, con un pico de 44,9 °C alcanzado en Andújar, Andalucía.

Lea también - Nueva ola de calor en el hemisferio norte, acompañada de alertas e incendios

La Aemet registró inicialmente una temperatura de 47°C en Villarrobledo, Castilla-La Mancha (centrosur), cercano al récord absoluto de temperatura en España de 47,6 ºC medido el 14 de agosto de 2021 en la ciudad andaluza de La Rambla, pero esa marca fue invalidada este martes y la agencia dijo que sus técnicos revisarán la estación meteorológica automática en que se realizó.

Esta ola de calor, que afecta a toda la cuenca mediterránea, se ha traducido también en temperaturas nocturnas calificadas de «tórridas» por la Aemet. Por ejemplo, en el parque madrileño del Retiro, los termómetros no bajaron de los 25 °C, el nivel más alto desde el comienzo del verano.

Ante las altas temperaturas, el Ministerio del Interior advirtió de un riesgo de incendio «muy alto», incluso «extremo» en algunas zonas del país, como en la isla canaria de La Palma, donde los bomberos combaten un gran incendio forestal desde el sábado.

Unas 3.500 hectáreas han ardido en esta isla atlántica, según las autoridades locales, y 4.000 vecinos fueron evacuados, aunque muchos de ellos ya pudieron volver a sus casas.

El fuego permanece «activo», pero la noche fue «tranquila» y sin novedad, detalló este martes un responsable de los servicios de emergencia locales, Manuel Miranda.

El humo del incendio ha provocado «un empeoramiento de la calidad del aire por partículas en suspensión» en zonas de La Palma, ante lo cual las autoridades locales pidieron reducir las actividades al aire libre y usar mascarilla.

AFP