EVTV
Actualizados Internacionales

Hospitales se encuentran fuera de servicio en el norte de Gaza

Foto referencial: MAHMUD HAMS / AFP

Los hospitales del norte de Gaza están «fuera de servicio» y aumenta el número de pacientes muertos por falta de electricidad, afirmó este lunes el ministerio de Salud de Hamás, ante el recrudecimiento de los combates entre el ejército israelí y los milicianos del movimiento islamista palestino.

Cientos de pacientes siguen dentro del hospital de Al Shifa, el mayor de Gaza, que además alberga a civiles que buscaron refugio tras la ofensiva de Israel que comenzó después de que Hamás lanzara un ataque en su territorio que dejó cerca de 1.200 muertos, en su mayoría civiles, según las autoridades israelíes.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) informó este lunes que hay 2.300 personas dentro de Al Shifa, incluyendo pacientes, empleados y desplazados.

«Hay decenas de muertos y cientos de heridos que no podemos atender. Las ambulancias están paralizadas porque les disparan cuando salen», afirmó el director del hospital, Mohamad Abu Salmiya.

LEA TAMBIÉN: ONU baja banderas de media asta tras duelo por trabajadores muertos en Gaza

El director de la OMS, Tedros Adhanom Ghebreyesus, calificó la situación de Al Shifa como «grave y peligrosa» debido a la falta de electricidad y de agua, consecuencia del asedio impuesto por Israel a la Franja de Gaza desde hace más de un mes.

Varios testigos reportaron que durante la noche hubo intensos bombardeos y relataron que hay tanques y blindados a pocos metros de la entrada del hospital.

Israel acusará a Hamás de esconder infraestructura militar dentro de los recintos de salud.

Yusef Abu Rish, viceministro de Salud del gobierno de Hamás, indicó a la AFP que desde el sábado «siete bebés prematuros» y «27 pacientes en cuidados intensivos» han muerto debido a la falta de electricidad en el hospital de Al Shifa.

Según el ministerio de Salud de Hamás, que gobierna la Franja de Gaza, más de 11.100 personas han muerto por la ofensiva israelí desde el inicio del conflicto, en su mayoría civiles.

Mohamad Shtayyeh, el primer ministro de la Autoridad Palestina, que gobierna en Cisjordania, pidió este lunes a la ONU y a la Unión Europea que lancen ayuda por aire en el norte de Gaza, donde los combates son más intensos.

 

– «Intensos combates» –

 

El primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, declaró el domingo a la cadena estadounidense NBC que existe la posibilidad de un acuerdo para liberar a los cerca de 240 rehenes que Hamás llevó a Gaza durante la ofensiva lanzada en Israel.

«Cuanto menos hablo sobre el tema, más aumento las posibilidades de que se materialice», resumió Netanyahu.

Israel anunció que este lunes establecerá un «corredor» en Gaza para que los civiles evacuen la zona del hospital Al Shifa.

Los militares israelíes informaron que sus soldados siguen lanzando «redadas contra infraestructuras terroristas instaladas en edificios gubernamentales, en medio de la población civil, incluyendo escuelas, universidades y mezquitas».

El comisario europeo de Gestión de Crisis, Janez Lenarcic, pidió este lunes pausas «reales» en los combates en Gaza, que permitan la entrega urgente de combustible para mantener en funcionamiento los hospitales.

«Más de la mitad de los hospitales de la Franja de Gaza dejaron de funcionar, principalmente por falta de combustible», indicó Lenarcic.

 

– Pacientes «sin atención» –

 

Las oficinas de la ONU en todo el mundo bajaron sus banderas a media asta este lunes en señal de duelo y guardaron un minuto de silencio en homenaje a los cerca de 100 trabajadores de la organización muertos en Gaza durante el conflicto.

La situación también es crítica para otros centros de salud del territorio palestino, afirmó Mohamed Zaqut, director de la red hospitalaria de Gaza.

Los pacientes «están en la calle sin atención» tras las «evacuaciones forzosas» de los hospitales pediátricos Al Nasr y Al Rantissi, explicó el funcionario.

La Media Luna Roja palestina dijo que otro hospital, el centro Al Quds, dejó de funcionar el domingo por la falta de carburante.

«El ejército israelí nos ordenó salir del hospital Al Quds», relató el domingo a AFP Islam Shamalá que tuvo que caminar una decena de kilómetros con su hija en los brazos, su marido y sus otros tres hijos que avanzan con dificultad.

Cerca de 1,6 millones de los 2,4 millones de habitantes de la Franja de Gaza han abandonado sus hogares desde el inicio de la guerra.

En el sur de este territorio palestino, cerca del paso fronterizo con Egipto, cientos de miles de desplazados esperan hacinados la entrada de ayuda humanitaria que entra muy lentamente y es insuficiente, según la ONU.

Turquía anunció que un barco cargado con material para los hospitales atracó este lunes en el puerto egipcio de El Arish, cerca del paso fronterizo con Gaza.

AFP