EVTV
Actualizados

McDonald’s crea una unidad de lucha contra el acoso sexual y racista en Reino Unido

El gigante de la comida rápida McDonald’s creará una unidad para investigar los casos de acoso y agresiones sexuales o racistas en sus establecimientos en el Reino Unido, a raíz de denuncias de un centenar de empleados publicadas por la BBC.

El director general de McDonald’s para el Reino Unido e Irlanda, Alistair Macrow, explicó que dicha unidad podría remitir los casos denunciados a investigadores especializados.

«Las acusaciones que hemos escuchado esta semana son chocantes, personal y profesionalmente», afirmó Macrow, que reiteró «sus más profundas disculpas» por los «claros fallos» en la gestión y prevención de estas agresiones.

«Cualquier infracción grave de nuestro código de conducta será tratada con medidas severas, incluido el despido», advirtió.

La BBC reveló el martes que más de un centenar de empleados de McDonald’s en el Reino Unido afirmaba haber sido víctima de agresiones o acoso sexual o racista, en un nuevo caso que se suma a una creciente lista de escándalos de este tipo en el mundo empresarial británico.

El gigante de la comida rápida ya había sido objeto de acusaciones hace cuatro años, cuando el sindicato BFAWU denunció que más de 1.000 empleadas habían sido víctimas de acoso sexual y malos tratos en su lugar de trabajo.

La cadena de comida rápida tiene 177.000 empleados en el Reino Unido, la mayoría muy jóvenes, incluso adolescentes.

Hace dos años, un grupo de antiguos y actuales empleados de McDonald’s denunció en Francia una política «sistémica» de discriminación sexista en el seno de la cadena, con decenas de testimonios que describían acoso sexual y una cultura empresarial «nociva».

El exdirigente del grupo a nivel mundial Steve Easterbook fue despedido a finales de 2019 por mantener una relación íntima con una empleada, incumpliendo la normativa interna.

McDonald’s estableció que el ejecutivo había ocultado relaciones con varios miembros del personal y que había mentido sobre la verdadera naturaleza de esta relación cuando se hizo pública.

En los últimos meses surgieron en el mundo empresarial británico acusaciones de agresiones sexuales y violaciones en el seno de la principal patronal británica CBI, de agresión sexual contra el expresidente del consejo de administración de los supermercados Tesco, contra el inversor Crispin Odey e incluso contra un experiodista del diario izquierdista The Guardian.

AFP