EVTV
Actualizados

Milei cierra agencia de noticias por ser utilizada como «propaganda kircherista»

Javier Milei
Foto: AFP

El presidente de Argentina, Javier Milei, cerró una de las mayores agencias de noticias del mundo en español por considerar que fue utilizada como «propaganda kircherista»

La agencia de noticias que cerró es Télam y funciona desde 1945 por lo que los trabajadores anunciaron protestas y organizaciones defensoras de la libertad de expresión y ciudadanos manifestaron su repudio ante el cierre.

«Es un atropello a la democracia y a la libertad de expresión y por eso la vamos a defender», denunció el Sindicato de Prensa de Buenos Aires (SiPreBA) en un comunicado difundido por la red social X (antes Twitte).

Los trabajadores de Télam, quienes recibieron un correo electrónico donde les informaban que estaban dispensados de sus funciones por un plazo de siete días, tienen previsto realizar un abrazo simbólico al edificio de la agencia de noticias, cuyo sitio web estaba caído.

En tanto, la Asociación de Corresponsales Extranjeros de Argentina destacó «la necesidad de que el país cuente con una agencia de noticias de carácter estatal –y no gubernamental- que garantice a la ciudadanía el acceso a una información plural y que apuntale la difusión noticias que, por razones obvias, no suele ser de interés de los medios de prensa comerciales, pero que sí son vitales para la opinión pública».

Te puede interesar: Por violento fin de semana: Haití impone toque de queda y estado de emergencia

Agregó que “si, efectivamente como se anuncia desde el gobierno, Télam ha perdido su rol y capacidades de informar con equilibrio y neutralidad, el camino debería ser reformularla y no aniquilarla. Acaso podría salir del ámbito del Poder Ejecutivo y afincarse un espacio de control parlamentario, con chequeos multipartidarios, como ocurre en varios países de la Unión Europea».

Según medios locales, en Télam trabajan unas 700 personas entre periodistas, fotógrafos y administrativos, cuenta con 27 corresponsalías con cerca de 50 cronistas y reporteros gráficos.

VOA