EVTV
Actualizados

Volvieron a la tierra tras estar más de un año en la Estación Espacial Internacional

Astronauta estadounidense Frank Rubio
Astronauta estadounidense Frank Rubio - Foto: captura de video

Un astronauta de la NASA y dos cosmonautas rusos regresaron este miércoles a la Tierra tras permanecer en el espacio poco más de un año. El estadounidense Frank Rubio batió el récord de vuelo espacial más largo de Estados Unidos gracias a su prolongada estancia.

El trío aterrizó en una remota zona de Kazajstán, a bordo de una cápsula Soyuz que fue enviada de reemplazo después de que la nave original fuera alcanzada por basura espacial y perdiera todo su refrigerante mientras estaba acoplada a la Estación Espacial Internacional.

Lo que debería haber sido una misión de 180 días se convirtió en una estancia de 371 días. Rubio pasó más de dos semanas en el espacio que Mark Vande Hei, que ostentaba el anterior récord de resistencia de la NASA para un solo vuelo espacial.

LEA TAMBIÉN: Corea del Norte expulsará al soldado norteamericano Travis King

Rusia posee el récord mundial de 437 días, establecido a mediados de la década de 1990.

La cápsula Soyuz que trajo de vuelta a Rubio y a los cosmonautas Sergey Prokopyev y Dmitri Petelin era una de repuesto lanzada en febrero. Los ingenieros rusos sospechan que un trozo de basura espacial perforó el radiador de la cápsula original a finales del año pasado, a mitad de lo que debería haber sido una misión de seis meses. A los ingenieros les preocupaba que, sin refrigeración, los componentes electrónicos de la cápsula y sus ocupantes pudieran sobrecalentarse hasta niveles peligrosos, por lo que la nave regresó vacía.

No hubo otra Soyuz para lanzar una nueva tripulación hasta este mes. Sus sustitutos llegaron finalmente hace casi dos semanas.

“Nadie se merece más que ustedes volver a casa con sus familias”, dijo a principios de esta semana el nuevo comandante de la estación espacial, el danés Andreas Mogensen.

Prokopyev dijo a los controladores de tierra durante el descenso que los tres se sentían bien. Experimentaron más de cuatro veces la fuerza de la gravedad cuando la cápsula atravesó la atmósfera y aterrizó en las áridas estepas kazajas. Los helicópteros se desplazaron con equipos de recuperación para recoger a los astronautas.

“El viaje récord de Rubio llega a su fin”, dijo el comentarista de la NASA Rob Navias desde el Control de Misión en Houston.

Con información de Infobae y de AP