EVTV
Destacados Venezuela

Libertad de expresión: un derecho vuelto pesadilla en los venezolanos

Intimidación, agresión, amenazas, hostigamiento verbal, censuras, detenciones arbitrarias, impedimiento a la cobertura, cierre de medios y otros puntos más que harían de este artículo un libro de puntos, es lo que se ha convertido la libertad de expresión en Venezuela.

De acuerdo a Amnistía Internacional (AI) en su apartado de este tema: «Tienes derecho a decir lo que piensas, a compartir información y a reivindicar un mundo mejor. También tienes derecho a estar o no de acuerdo con quienes ejercen el poder y a expresar tus opiniones al respecto en actos pacíficos de protesta.»

Se lee muy bien pero en el país gobernado por dictaura y corrupción, es muy diferente.

«El derecho a la libertad de expresión está consagrado en el artículo 19 de la Declaración Universal de Derechos Humanos, que describe sus elementos fundamentales como derecho consustancial a todas las personas. Posteriormente, ese derecho ha quedado protegido en infinidad de tratados internacionales y regionales», AI.

Venezuela en la búrbuja histórica sin libertad de expresión

Recientemente la ong Espacio Público reportó que para el cierre de 2021, se registraron un total de 244 casos de violación a la libertad de expresión en el país, que se derivaron en 461 denuncias, donde 70% de las víctimas fueron periodistas o reporteros.

«Se mantienen las detenciones arbitrarias: el año pasado tuvimos al menos 35 por buscar recibir o difundir información. Esto incluye tanto a comunicadores como infociudadanos, que fueron perseguidos, detenidos y que se le abrieron procesos judiciales. De esos casos, 13 están vinculados a Delitos de Odio», explicó Marysabel Rodríguez, coordinadora del Programa Observatorio Social de la ONG.

Se documentaron: 166 intimidaciones (34 %), 144 casos de censura (31 %) y 51 restricciones administrativas (11%), también fueron cerraos 11 medios de comunicación (uno impreso, uno digital y nueve emisoras radiales).

Para el director de Espacio Público, Carlos Correa, el control sobre los medios de comunicación está siendo por parte de conatel, «con procedimientos que no son necesariamente transparentes o claros. En el caso de los medios digitales, si bien no tienen un mecanismo de control establecido por Conatel, este aplica los bloqueos. Uno puede estimar que entre 30 y 35 medios están bloqueados en Venezuela».

Respecto a este 2022, la ong reveló que en enero fueron 24 situaciones de violación a la libertad de expresión, en febero 19, en marzo 20 y en abril seis. De todos ellos, 39% son casos de censura.

«La libertad de expresión abarca toda clase de ideas, incluidas aquellas que puedan considerarse profundamente ofensivas. El derecho internacional protege la libertad de expresión, aunque hay casos en los que, de conformidad con ese mismo derecho, es legítimo limitarla cuando viola los derechos de otras personas o promueve el odio e incita a la discriminación y la violencia», AI.

Dentro de este orden de ideas, otra ong que se ha hecho eco de registrar el asedio hacia la comunicación es Un Mundo sin Mordanza, que para el 9 de marzo de este año, expuso que 93% de la sociedad civil en Venezuela considera que no se puede ejercer plenamente la libertad de expresión y 26% manifiesta que nunca se ha sentido seguro al expresar su opinión o difundir información.

«Existe una clara falta de confianza en el Estado por parte de la ciudadanía, tanto para que este respete sus expresiones, como para que también investigue y sancione en caso de ataques de terceros en contra de sus opiniones», detalló.

Según la organización, 565 personas indicaron que no hay posibilidad de expresarse en manifestaciones pacíficas, ya que “temen sufrir agresiones, hostigamientos e incluso asesinatos por parte de los cuerpos de seguridad del Estado”.

“Los venezolanos, por las limitaciones, restricciones y persecución, han empezado a tener tendencia a autocensurarse cada vez más en redes sociales, siendo una nueva tendencia por los últimos años debido al miedo de ser objetivo de la excesiva discrecionalidad interpretativa del Estado”, aseguró Un Mundo sin Mordaza.

De acuerdo con el estudio, el 29,4 % de los venezolanos considera que han realizado algo de autocensura y el 30,1 % dijo que casi siempre se autocensura en las redes sociales.

El Instituto Prensa y Sociedad (IPYS) también se suma a las deuncias y a los informes en contra de la libertad de expresión en el país consumido por una «revolución». En este caso, contabilizó “14 casos de limitaciones a la prensa” durante marzo, que representaron 18 vulneraciones caracterizadas por intimidaciones, arbitrariedad y negativas de aproximación a las fuentes noticiosas.

“Durante ese mes (marzo), Ipys Venezuela registró 14 casos que representaron 18 vulneraciones a la prensa comprendidas en cinco restricciones de acceso a la información, cinco incidentes de discurso estigmatizante, cuatro agresiones y ataques, tres medidas de censura y un acto de uso abusivo del poder estatal”, detalló la ONG en un comunicado de prensa publicado en su sitio web.

La organización, que defiende la libertad de prensa y el derecho a la información en Venezuela, indicó que estos casos afectaron a 4 medios de comunicación, una organización de defensa de derechos humanos, 32 trabajadores de la prensa y una activista.

“De los 14 casos de limitaciones a la prensa durante el tercer mes de 2022, 10 de ellos ocurrieron en el entorno tradicional, mientras que cuatro en el de derechos digitales”, apuntó la ONG.

El imperio socialista que ahoga la voz y vuelve mimos a la información

Hugo Chávez empezó a criar a su hijo mayor una vez que llegó al poder, le supó impartir miedo cada vez que hablaba, que se quejaba, incluso cuando quería ser él mismo, lo amenaza, lo asediaba, y tanto fue así, que tras 23 años cumplidos, el temor sigue, el horror está presente en cada paso que dé ese hijo asediado desde el primer día.

Pero esto no ha sido suficiente, el régimen venezolano ahora con su idea de un presunto súper héroe denominado «Superbigotes», ha recurrido a atacar a plataformas digitales que han censurado su preciado gabinete de corrupción. En efecto, las amenazas se convierten en su espada y sus limpia botas en el escudo.

En el año 2017, la Asamblea Nacional Constituyente aprobó la Ley contra el Odio. Según los defensores de la libertad de expresión, esta norma es un instrumento para censurar, controlar y sancionar a periodistas, medios y hasta ciudadanos particulares, como ocurrió en abril con una venezolana de 72 años que fue imputada por supuestas amenazas a Nicolás Maduro a través de un video de TikTok.

Además de esto, el infame Maduro ha puesto sus rabietas en el dueño de de Facebook, Mark Zuckerberg, por la prohibición de publicaciones.

“El hijo de Chávez frente a toda la juventud chavista, aprovecho para recalcar que la red social Facebook lo tiene censurado (…) ¿Facebook existe?, pensé que había desaparecido, me tiene censurado”, fueron las palabras que utilizó.

En este punto, se puede sumar al segundo del chavismo, Diosdado Cabello, quien desde que su programa Con El Mazo Dando fue suspendió de la red social de Twitter, en julio de 2021 no solo se queja sino que insulta a todo aquel que utiliza la plataforma social. Sí, es algo que en esta nueva generación y coloquialmente, podría decirse que «está picado y no lo quiere aceptar».

¿Libertad de expresión en Venezuela?

Entretanto, los medios para informarse en Venezuela son cada vez menos. De los 110 periódicos que existían en el país, apenas quedan alrededor de 10, y no circulan todos los días. La falta de entrega de papel por parte de la dictadura y el impedimento de importarlo hizo que la mayoría de los medios migraran obligatoriamente al mundo digital.

En el país existen alrededor de 960 medios, incluyendo páginas web. El 85% son básicamente emisoras de radio y estaciones de televisión controlados por el régimen. Durante las protestas antigubernamentales entre 2014 y 2017, la mayoría de los canales internacionales de noticias fueron expulsados de los operadores de cable por orden de Conatel, el ente regulador.

Desde el año 2014 la censura contra medios de comunicación en Internet ha crecido de manera exponencial. Entre enero y diciembre de 2021 la organización VE Sin Filtro registró el bloqueo de 59 sitios web, 36 de ellos correspondían a páginas de noticias.

En medio de este panorama, sin periódicos físicos y con medios digitales bloqueados, los venezolanos tienen cada vez más limitaciones para informarse. Las vías a las que acuden los ciudadanos son las redes sociales y las cadenas de noticias internacionales a través de YouTube. También a través de unas pocas emisoras radiales que logran burlar la censura gubernamental.

Vea también - +DETALLES | Navega en internet con VPN en Venezuela

Muchos periodistas y ciudadanos han recurrido a la instalación de VPNs en sus computadoras para evadir el bloqueo de portales. Sin embargo, las constantes fallas en el servicio eléctrico y la difícil conexión a Internet, especialmente en el interior del país, limita aún más el derecho a la información.

EVTV, un medio que fue sumado a la lejanía gracias al régimen

Para conlcuir, es importante recordar que este medio de comunicación, EVTV MIAMI, desde el 1 de feberero de 2022 está siendo bloqueado por parte del régimen del siglo XXI.

Ante esto, Carlos Acosta, Vicepresidente ejecutivo de la planta, fijo posición por lo ocurrido, acción que fue catalogada como una nueva estocada de la dictadura venezolana a la libertad de expresión.

Lea también - CEO de EVTV agradeció solidaridad tras bloqueo de su página web en Venezuela

Embajadores, políticos, otros medios de comunicación e incluso el senador estadounidense, Rick Scott se solidarizó con la causa.

Scott manifestó que Nicolás Maduro y «sus matones» amenazan una vez más la democracia y la libertad de expresión al silenciar a los medios de comunicación que informan la verdad «sobre su brutal dictadura».

«Esta es exactamente la razón por la que debemos seguir luchando para acabar con el régimen de Maduro y devolver la libertad y la democracia a Venezuela», aseveró el senador a través de Twitter.