EVTV
Destacados Venezuela

Régimen dejó de recibir vuelos de migrantes provenientes de EE.UU. y México, según The Wall Street Journal

Régimen dejó de recibir vuelos de migrantes provenientes de EE.UU. y México, según The Wall Street Journal
Cortesía: El Sol de México

Un reporte de The Wall Street Journal dio a conocer que el régimen de Nicolás Maduro dejó de recibir vuelos de migrantes deportados provenientes de Estados Unidos y México desde finales de enero 2024.

La información fue suministrada por una fuente vinculada con las deportaciones, pero se reserva su identidad, reseñó El Pitazo en su sitio web.

Lee también: Venezolanos en Chile pidieron a la Embajada de España ayuda para presos políticos

Según cifras de Aduanas y Protección Fronteriza, Estados Unidos enviaba entre seis y siete mil personas cada mes en vuelos de repatriación, durante los meses de octubre, noviembre y diciembre, pero esas cifras, a partir de enero de 2024 se redujeron a 2.727 personas.

Con esta acción, el gobierno de Maduro revoca el pacto firmado en octubre de 2023 que habilitaba estos vuelos de repatriación, el cual estaba vinculado a la flexibilización de las sanciones impuestas por la administración de Joe Biden contra Venezuela.

A mediados de enero, el Gobierno de Estados Unidos levantó ciertas sanciones en el sector petrolero, pero las reinstauró posteriormente tras la inhabilitación de la candidata presidencial, María Corina Machado.

Lee también: El Gobierno de Italia ayuda a sus ciudadanos residentes en Venezuela

De igual manera, el régimen reclama una parte de la cercana Guyana, que produjo el aumento de las tensiones con Washington.

La medida adoptada por el dictador también impide la colaboración de las autoridades migratorias de México, las cuales en diciembre habían reanudado las deportaciones directas de inmigrantes ilegales detenidos en el país hacia Venezuela.

Esta determinación sigue sin constituir una medida formal, según indicó a un periódico estadounidense una fuente cercana al asunto, quien asegura que los obstáculos provienen de los funcionarios diplomáticos, quienes bloquean las salidas de los vuelos debido a la imposibilidad de verificar la ciudadanía de los deportados por falta de personal.

Otras fuentes citadas en el medio indican que únicamente se aceptarán aquellos individuos que hayan manifestado voluntariamente su deseo de regresar a Venezuela.