EVTV
EE.UU

Desde mayo, EE.UU. envió cuatro mil migrantes de nacionalidad venezolana, cubana, nicaragüense y haitiana a México

Estados Unidos envió a 4.000 migrantes entre cubanos, haitianos, nicaragüenses y venezolanos a México desde el 12 de mayo. Así lo informó este jueves el subsecretario de política fronteriza e inmigración del Departamento de Seguridad Interior, Blas Núñez-Neto.

El 12 de mayo el gobierno del presidente demócrata Joe Biden levantó una norma sanitaria conocida como Título 42 que permitía bloquear en la frontera a casi todos los migrantes que llegaban sin la documentación necesaria para entrar.

Para contrarrestar la suspensión la administración introdujo durante meses una serie de «vías legales» como «alternativa a la migración irregular».

Estas normas, que en la práctica restringen el acceso al asilo, obligan a los migrantes a pedir cita a través de una aplicación de teléfono móvil (CBP One). De lo contrario, deben tramitarlo en los países por los que pasan, por ejemplo acogiéndose a un permiso de reunificación familiar para ciudadanos de Guatemala, el Salvador, Honduras y Colombia.

Incluyen asimismo un programa que autoriza la entrada de 30.000 personas por mes de Venezuela, Nicaragua, Cuba y Haití por motivos humanitarios. Esto si tienen a un patrocinador en Estados Unidos.

Aquellos que intentan entrar en el país eludiendo estas «vías legales» pueden ser expulsados mediante repatriaciones aceleradas.

– 85.000 repatriados –

«Desde el 12 de mayo hemos repatriado a más de 85.000 personas a 115 países, incluyendo 4.000 ciudadanos de Cuba Haití, Nicaragua y Venezuela que fueron repatriados a México», declaró Núñez-Neto en rueda de prensa telefónica.

Es «la primera vez en la historia bilateral de nuestros dos países que el gobierno de México ha permitido la repatriación de ciudadanos de terceros países en nuestra frontera», añadió.

La colaboración entre el gobierno de Estados Unidos y de México «es más fuerte hoy que nunca», precisó el subsecretario.

Las personas repatriadas tienen prohibido volver a Estados Unidos por un periodo de cinco años y si lo hacen se exponen a ser juzgadas.

Le puede interesar – Perú impidió la entrada a decenas de migrantes, la mayoría venezolanos

«Estas medidas están funcionando», aseguró Núñez-Neto, insistiendo en que se ha registrado una disminución en el número de cruces fronterizos.

Según la Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza, las autoridades estadounidenses detectaron en junio a 99.545 migrantes en la frontera con México, un 30% menos que en mayo.

La política migratoria de Biden corre peligro desde que este martes un juez federal la bloqueó por considerarla «contraria a derecho», a raíz de una demanda de organizaciones de defensa de los derechos civiles.

El gobierno apeló y pidió que el fallo judicial quede en suspenso el tiempo que el recurso siga su curso.

«Nada ha cambiado en la frontera esta semana», insistió Núñez-Neto, satisfecho con los resultados obtenidos hasta ahora.

Según él, han entrado en Estados Unidos «más de 58.000 nacionales» de Cuba, Haití, Nicaragua y Venezuela. Todas gracias al programa destinado a ellos y unas 1.450 personas programan una cita a diario con la aplicación CBP One.

– Oficinas de «movilidad segura» –

Estados Unidos también ha abierto en los últimos meses oficinas «de movilidad segura» en Costa Rica, Colombia y Guatemala. Esto para tramitar desde estos países solicitudes para el programa de refugiados de Estados Unidos, pero también de países como España.

Hasta el 24 de julio más de 18.000 personas se han registrado en la plataforma de movilidad segura. De ellas, más de 10.000 son venezolanos, informó en la misma rueda de prensa Marta Youth, subsecretaria de Estado interina de la Oficina de población, refugiados y migración.

Una vez registradas, el Alto Comisionado para los Refugiados (ACNUR) las entrevista. Luego, las remite a los programas de refugiados a aquellas que cumplen con una serie de requisitos.

AFP