EVTV
EE.UU

Líder republicano McConnell regresa al Senado después de lesión en la cabeza

El líder republicano del Senado, Mitch McConnell, volverá a trabajar en el Capitolio de Estados Unidos el lunes, casi seis semanas después de una caída en un hotel del área de Washington y un tratamiento prolongado por una conmoción cerebral.

El veterano senador de Kentucky, de 81 años, se ha estado recuperando en su casa desde que fue dado de alta de un centro de rehabilitación el 25 de marzo. Se cayó después de asistir a un evento en marzo, se lesionó la cabeza y se fracturó una costilla.

Visitó su oficina el viernes, la primera vez desde su lesión, y se espera que tenga un horario completo de trabajo en el Senado esta semana.

“Espero regresar al Senado el lunes”, tuiteó McConnell el jueves. “Tenemos asuntos importantes que abordar y grandes peleas que ganar para los habitantes de Kentucky y el pueblo estadounidense”.

McConnell regresa al Senado antes de un tramo ajetreado en el que el Congreso tendrá que encontrar la manera de elevar el techo de la deuda de la nación y negociar ayuda adicional para la guerra de Ucrania, entre otros asuntos políticos. Y regresa cuando varios otros senadores han estado fuera por razones médicas, lo que genera dudas sobre cuánto podrá lograr el Senado en los próximos meses con una división de 51-49 entre los partidos.

La ausencia del líder republicano, junto con las de los senadores demócratas Dianne Feinstein y John Fetterman, entre otros, se han sumado al ritmo letárgico del Senado en los primeros meses del año. A diferencia de los últimos dos años, en los que el líder de la mayoría del Senado, Chuck Schumer, pudo impulsar elementos clave de la agenda del presidente Joe Biden con la ayuda de una Cámara liderada por los demócratas, el Senado se ha ralentizado significativamente con los republicanos ahora a cargo de la Cámara. Y las ausencias han hecho que incluso los votos simples como las nominaciones sean más difíciles.

Una pregunta inmediata para McConnell a su regreso es si ayudar a los demócratas a reemplazar temporalmente a Feinstein en la Comisión Judicial del Senado mientras continúa recuperándose en California de un caso de herpes zóster. Los demócratas se sienten cada vez más frustrados ya que la ausencia de más de seis semanas del demócrata en el panel ha estancado la confirmación de algunos de los nominados de Biden, y Feinstein ha pedido un sustituto a corto plazo en la comisión.

Sin embargo, los demócratas no pueden hacer eso sin la ayuda de los republicanos, ya que la aprobación del proceso requeriría 60 votos en el pleno del Senado. Los republicanos hasta ahora han guardado silencio sobre si se opondrán.

Voz de América