EVTV
EE.UU

¿Qué es un «plan Marshall»?

El «plan Marshall», a menudo citado en la conferencia de Lugano sobre la reconstrucción de Ucrania, se refiere a un programa de Estados Unidos para la reconstrucción de Europa tras la Segunda Guerra Mundial.

La expresión «plan Marshall», empleada por el canciller alemán Olaf Scholz o el presidente del Consejo Europeo Charles Michel para hablar de Ucrania, ha entrado en el lenguaje común para designar un masivo programa de ayuda exterior para levantar a una región, un país o un sector devastado por un conflicto, una catástrofe o una crisis.

Desde los años 1970, el término «plan Marshall» fue empleado múltiples veces, para designar programas de ayuda a los países pobres, o planes de reactivación económicos, como la inyección masiva de ayudas a Estados Unidos tras el frenazo económico causado por la pandemia de covid-19 en 2020.

La idea de «plan Marshall» fue citada por primera vez el 5 de junio de 1947 en un discurso en la universidad de Harvard por el general George C. Marshall, entonces secretario de Estado de Estados Unidos.

Este plan de lucha contra «el hambre, la pobreza, la desesperanza y el caos» en la Europa devastada por seis años de conflicto, fue adoptado en Estados Unidos bajo forma de una ley en abril de 1948.

Denominado Programa de Reconstrucción Europea (European Recovery Program, ERP), ofreció a todos los países del continente, incluida la URSS y los demás países comunistas, la asistencia estadounidense para una reconstrucción financiera y material durante cuatro años.

Pero la URSS y los países comunistas del Este rechazaron la oferta, en pleno antagonismo entre Moscú y Washington, que conduciría rápidamente a la Guerra fría.

El Plan Marshall, destinado a reactivar la economía «para permitir condiciones políticas y sociales necesarias para la existencia de instituciones libres», solo es aceptado por países de Europa occidental (Austria, Bélgica, Dinamarca, Irlanda, Francia, Reino Unido, Grecia, Islandia, Italia, Luxemburgo, Noruega, Países Bajos, Portugal, Suecia, Suiza) y por Turquía.

Su inicio a principios de 1948 coincide con el bloqueo de Berlín, un enfrentamiento Este-Oeste que dura un año. Y a los beneficiarios del plan se une rápidamente la República Federal Alemana, tras su nacimiento en 1949.

Un total de 13.350 millones de dólares de la época (equivalentes a 160.000 millones de dólares actuales), fue inyectado en la economía de los países ayudados, en condiciones muy favorables: 85% de forma gratuita y 15% en préstamos a largo plazo.

Dos organismos administran el plan: la Economic Cooperation Administration (ECA) y la Organización Europea para la Cooperación Económica (OECE). Estados Unidos había fijado como condición una cooperación económica y un programa de autoasistencia entre los países beneficiarios.

Los resultados del plan Marshall fueron particularmente rápidos y no beneficiaron solamente a Europa. Los economistas consideran que la industria norteamericana sacó provecho de la acelerada expansión de los mercados del Viejo Continente, donde el dólar suplantó rápidamente a la libra esterlina como principal moneda comercial.

AFP