EVTV
ESPECIAL WEB

Supermartes en EE.UU.: ¿Qué significa para sus ciudadanos?

Cortesía: El Tiempo

El llamado «supermartes» es una nueva fase resaltante de las primarias presidenciales y justo se produce al finalizar las contiendas y los electores de varios estados ejercen su derecho en primarias programadas para la misma fecha.

Cabe resaltar que ni el presidente demócrata Joe Biden ni el expresidente Donald Trump han tenido que preocuparse por la competencia este 2024.

Estas podrían ofrecer la última oportunidad para Nikki Haley, exgobernadora de Carolina del Sur, quien actualmente desafía al expresidente Donald Trump por la candidatura presidencial republicana.

Lee también: Exoficial de la GNB se declaró culpable de lavado de dinero y soborno en EE.UU.

En lugar de una sola primaria o caucus, el Supermartes agrupa 15 contiendas para republicanos y 16 para demócratas, distribuidas en todo el país.

Más de un tercio de los delegados republicanos y una parte igualmente significativa de los delegados demócratas se mantienen en juego en esta oportunidad, mientras el actual presidente Biden ha mantenido una racha invicta en las primarias de este año y Trump solo ha sufrido una derrota.

El Supermartes presenta una amplia muestra del país, con competiciones en estados rojos (republicanos) y azules (demócratas) del Norte, Sur, Este y Oeste.

Las primarias en juego incluyen los tres primeros estados del alfabeto: Alabama, Alaska (para los republicanos) y Arkansas. Además, están California y Colorado; Maine, Massachusetts y Minnesota; Carolina del Norte; Oklahoma; Tennessee y Texas; Utah; y Vermont y Virginia.

El martes también marca el final del proceso de preferencia presidencial por correo de los demócratas en Iowa y de un caucus demócrata en Samoa Americana, reseñó CNN en español en su sitio web.

Lee también: Trump rumbo a las elecciones: Corte Suprema rechaza excluirlo de la boleta electoral en Colorado

En 2016, el Supermartes fue el momento en que Trump realmente tomó el control de las primarias republicanas. Trump ganó siete de las 11 contiendas de ese día, aunque perdió el premio mayor, Texas. Sin embargo, la animada contienda se produjo por los delegados en 2016, a diferencia de este año, cuando Trump ganó casi todas las contiendas antes del Supermartes y tiene una ventaja creciente en delegados sobre Haley.

Por su parte, Biden en el año 2020, ganó 10 de las 14 contiendas del Supermartes. No ha enfrentado ninguna competencia seria por parte de los demócratas este año y se espera, como es tradicional para los presidentes en ejercicio, que gane todas las contiendas del martes.

¿Cuándo terminarán estas primarias?

Hasta ahora, el supermartes no culminará las primarias y los candidatos no lograrán obtener la mayoría de los delegados sino hasta finales de marzo y es probable que ambos candidatos aprueben el “número mágico” el 12 o 19 de marzo.

Trump necesitará ganar 1.215 de 2.429 delegados, mientras que Biden necesita 1.968 de 3.934 delegados.

No será sino hasta principios de junio. Las convenciones no se llevan a cabo hasta julio para los republicanos y agosto para los demócratas.

¿De dónde nace el término?

El sistema primario moderno ha experimentado un crecimiento significativo en las últimas décadas, y el Supermartes ha crecido con él. El término se utilizó por primera vez en la década de 1980. Los demócratas de los estados del sur, que buscaban un candidato moderado, programaron sus primarias para tener más influencia en el proceso. Sin embargo, este objetivo no siempre se ha logrado.

En 1988, el entonces gobernador de Massachusetts, Michael Dukakis, un liberal, logró anular en gran medida las primarias demócratas con victorias en el Supermartes. No obstante, en 1992, el entonces gobernador de Arkansas, Bill Clinton, completó su resurgimiento al arrasar en los estados del sur durante el Supermartes de ese año, reseñó CNN en español en su sitio web.

En 2008, un total de 21 estados celebraron elecciones en un Supermartes a principios de febrero, lo que ejemplifica cómo se han adelantado las primarias. Sin embargo, tanto los senadores Barack Obama como Hillary Clinton se repartieron los delegados entre los demócratas. Ese mismo año, el senador John McCain aseguró decisivamente su posición en la carrera republicana, dejando atrás al exgobernador de Massachusetts, Mitt Romney, reseñó CNN en español en su sitio web.