EVTV
Inmigración

Abogados de EEUU no encuentran a los padres de 545 niños migrantes separados por el programa «tolerancia cero»

Un total de 545 niños todavía siguen extraviados de sus padres. Los abogados designados por un juez federal para identificar a las familias migrantes que fueron separados por el Gobierno de Donald Trump, manifestaron que todavía no los encuentran.

Aproximadamente dos tercios de los padres de los niños fueron deportados a Centroamérica, según una presentación de la ONG Unión Estadounidense por las Libertades Civiles (Aclu, por sus siglas en inglés),publicó el sitio web NBC News.

En el año 2018, la Administración de Trump tomó la decisión de crear «tolerancia cero», separando a los niños migrantes y a sus padres en la frontera sur de Estados Unidos.

Mas tarde, el Gobierno de Estados Unidos confirmó que en realidad comenzó a separar familias en 2017; en algunas partes de la frontera bajo un programa piloto.

Asimismo, la Aclu y otros bufetes de abogados pro-bono, posteriormente  tuvieron la tarea de encontrar a los miembros de las familias separadas durante ese programa piloto.

No pueden encontrar los padres de 545 niños migrantes separados.

Además, a diferencia de las 2.800 familias separadas bajo la «tolerancia cero» en 2018, la mayoría de las cuales permanecieron bajo custodia cuando se puso fin al programa; más de 1.000 padres separados los comenzaron a buscar por orden de un juez federal en California tras ser deportados.

«Es fundamental averiguar tanto como sea posible sobre quién fue responsable de esta horrible práctica; sin perder de vista el hecho de que cientos de familias aún no han sido encontradas y permanecen separadas», afirmó Lee Gelernt, subdirector de la ONG.

Agregó que las personas les preguntan que cuándo encontraran a todas esas familias, pero no pueden dar una respuesta concreta.

También resaltó que no dejarán de buscar, «no importa cuánto tiempo».

La ONG Aclu y otras organizaciones que forman parte de un «comité directivo» designado por la corte; se enteraron de que más de 1,000 familias las separaron en 2017, según los datos proporcionados por el Departamento de Seguridad Nacional.

 

Igualmente, de esta organización, se han podido contactar a los padres de más de 550 niños; mientras que se cree que unos 25 de ellos pueden tener la posibilidad de regresar a los EEUU para la reunificación.