EVTV
Internacionales

Más de 2.000 personas fueron desalojadas de isla griega de Corfú por voraz incendio

Las autoridades griegas evacuaron la madrugada de este lunes por precaución a casi 2.500 personas del norte de la isla de Corfú, en un país «en guerra» contra varios incendios atizados por la ola de calor.

Las personas evacuadas se suman a los más de 30.000 turistas que se vieron obligados a huir de la isla de Rodas este fin de semana por la misma razón.

Grecia está «en guerra contra (…) los incendios», sentenció este lunes el primer ministro, Kyriakos Mitsotakis, ante el Parlamento.

LEA TAMBIÉN: Los incendios forestales en Europa, cada vez más violentos

«Aún tenemos tres días difíciles ante nosotros» por las altas temperaturas, advirtió.

El país mediterráneo se ve afectado por una de las olas de calor más largas de las últimas décadas, con temperaturas que el domingo alcanzaron los 46 ºC, y que ha provocado varios incendios forestales.

El fuego en el norte de la isla de Corfú en el mar Jónico (noroeste), muy frecuentada por los turistas, obligó a la «evacuación preventiva de 2.466 personas» durante la noche del domingo, dijo el lunes el portavoz Yannis Artopios.

Las autoridades mandaron un mensaje de alerta a los teléfonos móviles de los habitantes y personas de vacaciones en numerosas localidades para que abandonaran «por precaución su (lugar de) residencia», explicó.

El incendio se declaró el domingo y continúa ardiendo en un bosque, donde este lunes «62 bomberos apoyados por dos helicópteros y dos bombarderos de agua» combatían las llamas, según el servicio de bomberos.

En Rodas (sureste), más de 266 bomberos trabajan para contener el fuego en el sur y el oeste de esa isla del archipiélago dodecaneso del mar Egeo, donde el fin de semana fueron evacuados más de 32.000 turistas en «la mayor operación» de este tipo «jamás realizada en Grecia».

Cientos de turistas, sobre todo británicos, alemanes y franceses, esperaban el domingo en el aeropuerto internacional de Rodas en busca de un vuelo de vuelta a casa, mientras varias compañías aéreas suspendieron sus vuelos a la isla.

Dos helicópteros y dos bombarderos de agua reanudaron el lunes sus operaciones para apoyar a los bomberos de esta isla, uno de los destinos turísticos más populares de Grecia.

 

– «Caminar sin descanso» –

 

Kelly Squirrel, una turista británica, indicó que la policía ordenó la evacuación del hotel de Rodas donde se encontraba.

«Tuvimos que caminar sin descanso. Caminamos cerca de seis horas bajo el calor», explicó a AFP, tras llegar al aeropuerto internacional.

Otro turista, Kevin Sales, describió una situación «terrible». «Tuvimos que prestarle ropa a una mujer porque no tenía nada para ponerse», relató este ingeniero inglés.

Otros focos de incendio seguían activos el lunes en Egio, al norte del Peloponeso, en Caristo, al sur de la isla de Eubea, y en Beocia, región al norte de Atenas.

Muchas regiones  permanecían el lunes en «alerta roja», es decir, en «peligro extremo» de incendios forestales, declaró un responsable de la oficina de prensa de los bomberos.

Grecia registraba este lunes una leve baja de la temperatura antes de una nueva ola de calor a partir del martes, según el servicio meteorológico nacional.

El miércoles, la temperatura alcanzará los 44º C y se prevén «tormentas en el centro y el oeste del país, antes de un descenso de 6 a 8 º C», según el EMY.

AFP