EVTV
Venezuela

Familiares denuncian irregularidades en caso de la teniente venezolana hallada muerta en un cuartel

Foto archivo

El pasado 1 de octubre fue encontrado el cadáver de Elines María Olivero Tumero, una joven teniente del ejército de Venezuela, en los baños del 512 batallón de Tomás de Heres, de Tumeremo, estado Bolívar.

Las investigaciones iniciales señalaron el suicido como móvil del suceso, pero los familiares de Olivero denuncian que hay irregularidades alrededor del caso y exigen que sean aclarados.

La policía científica realizó el levantamiento del cuerpo e indicaron que para el momento, la teniente vestía uniforme deportivo y tenía una sábana alrededor del cuello.

Los progenitores de la joven fueron informados de la muerte el domingo por la tarde, a través de una llamada telefónica  y además se les indica que la fallecida sería trasladada el día lunes al estado Anzoátegui, lugar donde vivía.

LEER MÁS: 70 % de los hospitales en Venezuela carecen del servicio de agua

«Cuando llegaron al estado, nunca nos avisaron. El cadáver fue llevado directo a una funeraria, eran las 11:00 am. La comisión iba encabezada por un sargento. Los dueños de la funeraria nos avisaron cuando ellos pretendían vestir el cuerpo y maquillarlo. De inmediato acudimos al sitio e impedimos esa irregularidad», dijo a Crímenes Sin Castigo Angel Olivero, padre de la oficial.

Explicó que el sargento les mostró el protocolo de autopsia a través de una foto que tenía en su celular. La causa de muerte fue asfixia.

Olivero y su esposa Katiuska Turmero retiraron el cadáver de su hija y la llevaron a su casa para realizar el acto fúnebre, donde detallaron que tenía más lesiones físicas.

«El cuerpo de mi hija tenía hematomas en ambas piernas, muñecas y brazos. Presentó rasguños en el rostro, un golpe en la frente y además tenía sangre y tierra en las uñas, mientras que, en una de las manos, les faltaban dos, como si se las levantaron desde la cutícula.En el cuello tiene dos marcas, una horizontal y otra vertical», explicó Olivero.

La familia dijo que en la habitación de Olivero Turmero no fue hallada su computadora portátil, pero sí el teléfono celular, que fue entregado a la policía judicial.

Con información de NTN24