EVTV
Venezuela

¿Qué hay de nuevo sobre la viruela del mono en Venezuela?

Desde que en junio el Ministerio de Salud de Venezuela informó que detectaron un primer caso sospechoso de viruela símica en un paciente proveniente de España, no se conoce si se han registrado nuevos casos en el país.

En ese entonces las autoridades anunciaron que se encontraban “haciendo el despistaje en la cadena de contagios para establecer un cerco epidemiológico”.

Ante las pocas campañas de educación e información respecto a la enfermedad, el medico pediatra intensivista y vicepresidente de la Academia Nacional de Medicina, Huniades Urbina, reitera la necesidad de que el gobierno venezolano divulgue información.

Además, insiste en la importancia de que se conozca el status en el que se encuentra el método de control “que están o deben implementar en caso de que aumenten los casos porque ya sabemos por fuentes oficiales que ha habido un solo caso”.

Urbina expone que ven “con preocupación” cómo han ido aumentando los casos en América Latina, puntualmente en países vecinos como Brasil y Colombia.

“En Venezuela, como toda la región, estamos expuestos a que lleguen más casos y el llamado es al Ministerio Popular de la Salud para que implemente y explique qué está haciendo en materia de contención”, subraya consultado por VOA.

Manuel Figuera Esparza, presidente de la Sociedad Venezolana de Infectología, reitera que los contagios ocurren cuando existe un contacto estrecho piel con piel y añade que, uno de los mayores factores de riesgo son las múltiples parejas sexuales.

“Y hombres jóvenes porque los adultos que tuvieron la vacunación de la viruela antes de los años 80, de los años 70, tienen algún tipo de protección que pueden mantener a pesar de que hayan pasado más de 40, 50 años”, sostiene.

Luego de que la Organización Mundial de la Salud (OMS) declaró a la viruela símica como emergencia de salud pública de interés internacional, la Academia Nacional de Medicina de Venezuela recomendó al gobierno del presidente Nicolás Maduro declarar una alarma sanitaria, asegurar la transparencia en el manejo de información.

En un comunicado divulgado el 24 de julio, también recomendó reforzar la capacidad para el diagnóstico, desarrollar programas de vigilancia epidemiológica e iniciar las diligencias para garantizar el acceso futuro a antivirales y vacunas contra la enfermedad.

VOA