EVTV
Destacados

Cierran puentes internacionales en Texas por «gran grupo de venezolanos» que intentó ingresar irregularmente a EE.UU.

FOTO: Twitter de Chris Olivarez (@LtChrisOlivarez)

Un portavoz del Departamento de la Seguridad Pública en Texas, Chris Olivarez, reportó que los puertos de entradas internacionales en Eagle Pass, en el estado norteamericano, estuvieron cerrados debido a la llegada de un «gran grupo de venezolanos» -especialmente hombres- que intentaron ingresar a Estados Unidos de forma irregular.

«Los soldados del Departamento de Seguridad Pública de Texas y los soldados de la Guardia Nacional del Ejército de Texas mantuvieron la línea mientras un gran grupo de inmigrantes ilegales de Venezuela, en su mayoría compuestos por hombres en edad militar, intentaban atravesar las barreras colocadas a lo largo del Río Grande en Eagle Pass», informó por medio de su cuenta oficial en la red social de Twitter.

Además de esto, la fuente explicó que estos migrantes también fueron repelidos por el personal de la Oficina de Operaciones de Campo de CBP que cerró las puertas y cortó todo el tráfico el martes por la noche.

Se presume que los migrantes iniciaron la carrera después de agredir a un trabajador del peaje de un puente en Piedras Negras, México, mientras se encontraban en una larga espera en para las citas de CBP ONE.

Debido a esto, las autoridades mexicanas aseguraron a los migrantes que no serían procesados ​​por el intento de romper el puente internacional si regresaban en silencio a un refugio para migrantes en México. Pero los migrantes abandonaron el puente e intentaron cruzar el Río Grande.

SE DETUVO POR COMPLETO EL COMERCIO

El cierre de los puentes internacionales detuvo por completo el comercio y los viajes legítimos entre las ciudades fronterizas durante casi una hora. Aunque el cierre de los puertos fue breve, Olivarez le indicó a Breitbart Texas que la posibilidad de cierres más prolongados es preocupante.

Un cargo de traspaso criminal en Texas se considera un delito menor de Clase B y puede conllevar una multa de hasta $2,000 o hasta 180 días de cárcel sin mejoras. La mayoría de los migrantes acusados ​​del delito se declaran culpables y son entregados a la Patrulla Fronteriza para que enfrenten la disposición administrativa de sus solicitudes de inmigración o asilo.

Con información de Breitbart Texas