EVTV
EE.UU

Estudio revela que EE.UU. no está capacitado para albergar a un creciente número de adultos mayores

Estados Unidos
Bandera de Estados Unidos - Foto referencial Pixabay

Michael Genaldi, uno de los tantos adultos mayores EE.UU., comenzó su camino hacia la indigencia a inicios de 2023 cuando un vehículo se estrelló contra la parte trasera de su moto, fracturándole tres costillas y dejándolo en coma por más de un mes.

El hombre de 58 años perdió su trabajo como operador de máquinas, luego su casa, y vivía en su camión cuando le diagnosticaron cáncer de pulmón en etapa 2. Demasiado joven para recibir el Seguro Social, Genaldi ahora vive temporalmente en un refugio para personas de 55 años o más en Phoenix mientras navega por el proceso de calificar para los pagos por discapacidad.

A medida que su población envejece, Estados Unidos está mal preparado para albergar y cuidar adecuadamente al creciente número de personas mayores, concluye un nuevo informe publicado el jueves por el Centro Conjunto de Estudios de Vivienda de la Universidad de Harvard.

Sin suficiente ayuda del gobierno, «muchos adultos mayores tendrán que renunciar a la atención necesaria o depender de la ayuda de familiares y amigos», advirtió Jennifer Molinsky, directora de proyectos del Programa de Vivienda y Sociedad de Envejecimiento del centro. Muchos, como Genaldi, se quedarán sin hogar.

Le puede interesar – Productores de huevos en EE.UU. deberán pagar $ 17,7 por limitar suministros

Molinsky dijo que una mayor asistencia gubernamental podría ayudar mejor al aumento de los estadounidenses mayores que son baby boomers nacidos después de la Segunda Guerra Mundial.

El informe dice que en 2021, la asistencia federal para la vivienda, como la Sección 8 o la Sección 202, que proporciona a la vivienda servicios de apoyo como limpieza, cocina y transporte para las personas mayores, solo fue suficiente para un poco más de un tercio de los 5.9 millones de inquilinos mayores de 62 años que eran elegibles.

Las ideas creativas son especialmente necesarias ahora para alojar a personas con ingresos fijos o menguantes y con ahorros insuficientes, dice el informe. Piense en compartir una casa o apartamento para reducir los costos en lugar de vivir solo, en unidades de vivienda accesorias o ADU conocidas como casitas, pisos de abuelas y unidades de suegros. También hay comunidades de cohousing en las que las casas individuales, a veces incluso las casas pequeñas, se organizan alrededor de un edificio con un espacio común, como un comedor.

Durante la próxima década, la población estadounidense mayor de 75 años aumentará en un 45%, pasando de 17 millones a casi 25 millones. Y se espera que muchas de esas personas tengan dificultades financieras. El informe señala que en 2021, casi 11.2 millones de adultos mayores estaban «agobiados por los costos», lo que significa que gastan más del 30% de sus ingresos en vivienda.

Con información de VOA